Turistas cubanos: para llenar los vacíos

La verdad es que no me consta con cifras, pero he estado curioseando en las páginas de “ofertas” de Cubatur, Havanatur y todos los “tures” cubanos y he comprobado que este año se han incrementado las ofertas de “todo incluido” que en desde que se levantaran las restricciones para el hospedaje de cubanos en los hoteles, han sido aprovechadas para los nativos de mejores ingresos.

No estoy reprochando a nadie el querer disfrutar de unas vacaciones -generalmente breves, por aquello de los precios- en un hotel de playa. Después de todo las carencias  discriminaciones a lo largo de décadas han creado en la población cubana una sed de consumo y de placer que se hace efectiva en cuanto los más afortunados tienen la ocasión de escapar por unos días de la suciedad y pobreza cotidiana.

Así las cosas, el número de cubanos asiduos a los paquetes todo incluido ha ido creando una clientela que se nutre del variopinto sector de neo-pudientes, correspondiente a los más disímiles sectores y formaciones: dueños y empleados de restaurantes privados, profesionales que suelen tener contratos en el extranjero, empleados de “firmas” y tiendas que operan en divisas, la casta gerencial, y hasta negociantes del mercado negro. Todo el mundo quiere su pedacito de Varadero pra vivir la ilusión del “Yo sí puedo”, a pesar de los pesares. Y, por supuesto, “cada quien estira el pie hasta donde da la sábana”, como solía decir mi abuelita, así que están los que ahorran todo el año para pasarse un par de noches en un tres estrellas, hasta los que visitan varias veces al año un cinco estrellas en la cayería turística. Es, en definitiva, la realización de un sueño largamente añorado.

Pues bien, resulta que este año las “ofertas” a los cubanos se han disparado. Según una fuente autorizada (con reserva obligada), aunque algunos reportajes de prensa afirman que ha crecido la emisión de turistas extranjeros, la verdad es que para llenar las cuotas y mejorar los ingresos las empresas de turismo han tenido que ampliar y aumentar las ofertas que tanto compran los “cubanos bien”. Los cubanos sirven también para llenar los baches, y así se sigue recaudando, utilizando para ello algo que hasta hace poco era tabú: el disfrute.

No se divulga en la prensa, pero es así. Por eso, los medios hacen algún que otro reportaje en los noticieros y en la prensa plana, donde se hace referencia a los “trabajadores cubanos que disfrutan de las instalaciones de campismo y de las playas y centros recreativos”; pero jamás (y soy absoluta), han dedicado alguno a exhibir a los cubanos pudientes solazándose en los hoteles de Varadero o de los cayos: todos sabemos que ya están despenalizadas las diferencias entre nosotros, pero no deben ser exhibidas tan impúdicamente. Son las condiciones para disfrutar las ventajas del socialismo raulista, ¿no?

Acerca de Miriam Celaya

Miriam Celaya González Nací en La Habana el 9 de octubre de 1959, mi patria chica es La Habana Vieja “intramuros” anterior al embate museológico del Historiador y a la destrucción de otros tornados artificiales. En el orden familiar, soy esposa, madre de dos hijos, abuela de dos nietos y amiguísima-cómplice de dos nueras. Soy aficionada al cine, lectora compulsiva, amante del debate, disidente incorregible y trasgresora impenitente. Me encanta cocinar, escribir, disfrutar de mi familia, reunirme con mis amigos, hacer rabiar a mis enemigos y, de vez en vez, también disfruto la soledad. Aunque soy licenciada en Historia del Arte por la Universidad de La Habana, en realidad nunca me dediqué a la crítica artística sino a las investigaciones arqueológicas y de antropología sociocultural, y fundamentalmente al estudio del arte alfarero taíno. Más allá de Alma Mater, soy autodidacta por naturaleza y empírica de cada camino que emprendo. Trabajé durante poco más de 20 años en el departamento de arqueología del Instituto de Antropología, que forma parte de un delirio conocido como Academia de Ciencias de Cuba, desde donde publiqué varios artículos científicos y escribí en coautoría con un colega dos monografías, aún inéditas. He sido profesora de literatura y lengua española, de cultura taína y de arte precolombino cubano, y desde finales de 2004, comunicadora por cuenta propia o algo así como “periodista espontánea”. Llegué al periodismo ciudadano como parte del consejo de redacción y colaboradora habitual de la primera revista digital independiente realizada y administrada desde Cuba (Consenso). Más tarde sería la revista Contodos y su sitio web (desdecuba.com) fue la cuna de la también primera plataforma-blog libre dentro de la Isla, creada por Yoani Sánchez en 2007. Allí publiqué utilizando varios seudónimos, en especial T. Avellaneda, como homenaje a la poetisa camagüeyana que tanto admiro. Entre diciembre de 2007 y enero de 2008 inicié esta, mi propia bitácora personal, Sin EVAsión, escribiendo bajo el seudónimo de Eva González, nombre que había elegido para firmar mis colaboraciones con la publicación digital Cubaencuentro. En julio de 2008 revelé mi identidad y desde entonces firmo mis trabajos con mi propio nombre. En todos estos años he colaborado con varias publicaciones y espacios digitales, además de los ya mencionados: revista Voces, revista Convivencia, Diario de Cuba, Cubanet y Penúltimos Días. Algunos otros espacios independientes me han honrado reproduciendo artículos de mi autoría. En 2009 resulté ganadora del Premio de Periodismo Digital del concurso blogger independiente “Una Isla Virtual”. En el propio año fui a la vez profesora y estudiante de la Academia Blogger creada por Yoani Sánchez para impulsar el periodismo ciudadano en Cuba. En 2011 obtuve Mención en el Sexto Concurso de Ensayo Caminos de la Libertad, de la Fundación Salinas (México) y en 2013 fue publicado el libro “Cuba in focus” por la Editorial Clío, del cual soy coeditora y coautora. En la actualidad sigo escribiendo para varias páginas y conservo mi bitácora, a la vez que procuro adelantar algunos proyectos editoriales pendientes.
Esta entrada fue publicada en Sin Evasión. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Turistas cubanos: para llenar los vacíos

  1. Azul shyyts dijo:

    Eres como mama chora si t la meten grita y si t la sacan Llora,antes pq no se podia entrar y ahora pq entran y no le Dan publicidad,

  2. Armienne dijo:

    Socialismo = haz lo que yo digo.

  3. Oscar diaz dijo:

    Felicidades por tu trabajo de artículos muy interesantes y opiniones siempre muy inteligentes
    Desgraciadamente con la nueva dinámica de Internet ,14 y medio y Tuscolaboraciones con otros blogs,la frecuencia de tus trabajos ha disminuido muchisimo en Sin Evasion
    Comprendo que la vida sigue y la economía se impone pero sencillamente extraño los tiempos de tus post mas seguidos
    Un saludo

Los comentarios están cerrados.