La solidaridad que nos une

Por estos días la dictadura cubana ha recrudecido la persecusión y acoso de la disidencia interna y de los activistas de los proyectos pacíficos que reclaman los derechos que nos corresponden a todos.

En toda la Isla las detenciones, los registros y las turbas azuzadas contra los cubanos comprometidos con la resistencia cívica se han convertido en eventos cotidianos. Como práctica adicional del hostigamiento, y como forma de tratar de apagar los reclamos, la policía está decomisando todos los medios digitales de los activistas (computadoras, memorias, móviles, impresoras, etc.) en un intento desesperado por detener la difusión de los Pactos de Derechos Humanos y la colecta de firmas de la Demanda Ciudadana por otra Cuba.

En este momento de peligro, las voces que se alzan en apoyo nuestro son la solidaridad que demuestra la voluntad de muchos cubanos dentro y fuera de la Isla, en el empeño de construir esa Cuba mejor para todos. Quiero agradecer a título personal ese sentimiento de unidad que nos llega desde lejos por cubanos que sentimos muy cerca, los promotores del Llamamiento por una Cuba mejor y posible, un documento que también suscribí, y me permito reproducir aquí el texto que ha entrado en mi buzón y que me anima a continuar en esta lucha.

En Defensa de los Promotores de la Demanda Ciudadana

En consonancia con el sentir de un gran número de los firmantes del Llamamiento por una Cuba mejor y posible – muchos de los cuales ya habíamos suscrito antes la Demanda Ciudadana por otra Cuba que pide la ratificación de los pactos internacionales de derechos humanos– denunciamos la brutal agresión contra el derecho que asiste a los ciudadanos cubanos a expresar su opinión y formular demandas políticas. El gobierno cubano ha lanzado desde el pasado jueves 16 de agosto su aparato represivo contra los promotores de la Demanda Ciudadana al atacar con golpes y gas pimienta, en el Municipio de Marianao de Ciudad Habana, a los ciudadanos Diosbel Suárez, Idalberto Acuña y Santiago Cardoso por repartir copias de ese texto, tras lo cual fueron arrestados. Otras acciones represivas violentas están siendo reportadas en estos instantes.

Llamamos a todas las personas decentes, cubanos o de otra nacionalidad, a movilizarse de inmediato para denunciar, en todos los foros posibles, esas acciones represivas y proteger a estos valientes activistas pacíficos.

Marlene Azor
Juan Antonio Blanco
Manuel Castro
Armando Chaguaceda
Haroldo Dilla
Ariel Hidalgo
Oscar Peña

Promotores del Llamamiento por una Cuba mejor y posible.

Acerca de Miriam Celaya

Miriam Celaya González Nací en La Habana el 9 de octubre de 1959, mi patria chica es La Habana Vieja “intramuros” anterior al embate museológico del Historiador y a la destrucción de otros tornados artificiales. En el orden familiar, soy esposa, madre de dos hijos, abuela de dos nietos y amiguísima-cómplice de dos nueras. Soy aficionada al cine, lectora compulsiva, amante del debate, disidente incorregible y trasgresora impenitente. Me encanta cocinar, escribir, disfrutar de mi familia, reunirme con mis amigos, hacer rabiar a mis enemigos y, de vez en vez, también disfruto la soledad. Aunque soy licenciada en Historia del Arte por la Universidad de La Habana, en realidad nunca me dediqué a la crítica artística sino a las investigaciones arqueológicas y de antropología sociocultural, y fundamentalmente al estudio del arte alfarero taíno. Más allá de Alma Mater, soy autodidacta por naturaleza y empírica de cada camino que emprendo. Trabajé durante poco más de 20 años en el departamento de arqueología del Instituto de Antropología, que forma parte de un delirio conocido como Academia de Ciencias de Cuba, desde donde publiqué varios artículos científicos y escribí en coautoría con un colega dos monografías, aún inéditas. He sido profesora de literatura y lengua española, de cultura taína y de arte precolombino cubano, y desde finales de 2004, comunicadora por cuenta propia o algo así como “periodista espontánea”. Llegué al periodismo ciudadano como parte del consejo de redacción y colaboradora habitual de la primera revista digital independiente realizada y administrada desde Cuba (Consenso). Más tarde sería la revista Contodos y su sitio web (desdecuba.com) fue la cuna de la también primera plataforma-blog libre dentro de la Isla, creada por Yoani Sánchez en 2007. Allí publiqué utilizando varios seudónimos, en especial T. Avellaneda, como homenaje a la poetisa camagüeyana que tanto admiro. Entre diciembre de 2007 y enero de 2008 inicié esta, mi propia bitácora personal, Sin EVAsión, escribiendo bajo el seudónimo de Eva González, nombre que había elegido para firmar mis colaboraciones con la publicación digital Cubaencuentro. En julio de 2008 revelé mi identidad y desde entonces firmo mis trabajos con mi propio nombre. En todos estos años he colaborado con varias publicaciones y espacios digitales, además de los ya mencionados: revista Voces, revista Convivencia, Diario de Cuba, Cubanet y Penúltimos Días. Algunos otros espacios independientes me han honrado reproduciendo artículos de mi autoría. En 2009 resulté ganadora del Premio de Periodismo Digital del concurso blogger independiente “Una Isla Virtual”. En el propio año fui a la vez profesora y estudiante de la Academia Blogger creada por Yoani Sánchez para impulsar el periodismo ciudadano en Cuba. En 2011 obtuve Mención en el Sexto Concurso de Ensayo Caminos de la Libertad, de la Fundación Salinas (México) y en 2013 fue publicado el libro “Cuba in focus” por la Editorial Clío, del cual soy coeditora y coautora. En la actualidad sigo escribiendo para varias páginas y conservo mi bitácora, a la vez que procuro adelantar algunos proyectos editoriales pendientes.
Esta entrada fue publicada en Sin Evasión. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a La solidaridad que nos une

  1. Aqui les dejo lo que dijo un día mi Tatarabuelo – ( Carlos Manuel de Céspedes ) , en una reunion de patriotas camagüeyanos y orientales, en el 1868 :
    …”si aún nos parece fuerte y grande el Poder de España, es porque hace más de tres siglos que lo contemplamos de rodillas, !Levantémonos!.”

  2. Angel Martinez dijo:

    Los Castros gobiernan porque los cubanos obedecen.

  3. Armienne la Puta dijo:

    Admiro tu valentía y la de todos los cubanos que se enfrentan a la dictadura castrista dentro de la isla-prisión. Nosotros cooperamos con ustedes y combatimos a la tiranía pero nunca es igual.

  4. Admirable su valentía. Hace poco he abierto mi blog Cubalternativa en:
    http://www.webnode.es/w/alfonso-lopez.webnode.com, Ojalá pueda cooperar con ustedes. Mis respetos y mucha suerte. Alfonso.

  5. Hola – queria decir que me impresionan mucho sus comentarios .
    En estos momentos estoy trabajando en mi nuevo Blog : blogprimero.com
    Respeto sus ideales y la forma en que los publica. Que Dios la bendiga……. RAUL

  6. toni Montana dijo:

    Miriam te felicito por este escrito, como cubano que llevo 32 anos fuera de mi tierra me uno al grito de libertad que pide todo un pueblo. La demanda ciudadana es un espejo que el gobierno trata de evitar se hable y difunda cada dia mas.Cada cubano se ve en el. Nuestro dia ya viene llegando. Viva Cuba Libre

  7. Juan Antonio Blanco dijo:

    Estimada Miriam:

    Los represores siempre se han hecho vulnerables por su soberbia. Creen que nada ni nadie puede cambiar las cosas y hacerlos pasar de la cima a la sima. Siempre se han equivocado. Ahora piensan que las declaraciones de solidaidad son solo palabras. No lo son. Al final su represion va a materializar lo que mas temen: la unidad de las personas decentes que hasta ahora han andado divididas. Y la decencia tiene amigos poderosos en todas partes.

    Cuidense mucho.

    Un abrazo fuerte,

    Juan Antonio Blanco

  8. Oscar Peña dijo:

    Hola, hola Mirian Celaya… no tengo el placer de conocerla y la conozco porque siempre leo sus formidables trabajos. Hace tiempo tenia deseos de saludarla y expresarle que es genial escribiendo y hoy mis quijotes amigos me han puesto delante esta vía para enviarle un abrazote cubano y mis aplausos. OP

  9. Armando Chaguaceda dijo:

    Querida Miriam

    Me sumo a las palabras de Marlene…. no siempre coincidimos en nuestros análisis pero siempre hemos sabido respetar nuetros puntos de vista…y sentir de tu parte el afecto y reconocimiento a este esfuerzo colectivo reconforta…un abrazo

  10. Marlene Azor dijo:

    Querida Miriam:
    Gracias por este mensaje de sensatez y solidaridad.
    Siempre me has parecido una mujer con una gran sagacidad política. Siempre leo con atención tus artículos y tus intervenciones en Razones Ciudadanas y siempre coincido con tus análisis.
    Te mando un abrazo de agradecimiento por este post de ahora. La unidad depende de nosotros, todos los cubanos.
    Me alegra sentirme en tu misma línea de percepción de la realidad cubana y de sus prioridades.
    Otro abrazo.
    Marlene.

  11. paco el jutia dijo:

    los valientes son pocos y encontrarlos es dificil….. pero llevan una madera ante el mas feroz huracan se arquea, pero no se parte….. y los hay que ni con hacha logras derribarlos de lo fuertes que son…..

  12. paco el jutia dijo:

    la verdad que la entereza y el valor de ustedes queda ya grabado en el libro de la historia de cuba en la lucha contra la tirania mas larga que ha conocido la humanidad….

  13. Dora Amador dijo:

    Miriam:
    mi gratitud por tu compromiso con la verdad y el valor con que la planteas, respaldando propuestas democráticas y atrevidas ahí, donde te puedes buscar un serio problema por tu decisión de hacer publica tu posición ante el totalitarismo.
    Ambas propuestas las firme también y creo que tendrán alguna influencia en la toma de decisiones y mentalidad de las personas que, ajenas a ellas, las descubran por la difusión que están teniendo.
    Es inconcebible que pactos de Derechos Humanos y civiles, firmados por representantes del gobierno cubano en la ONU impidan a como de lugar que el contenido de esos pactos, es decir, Lo que dicen, lo que en ellos esta escrito lo lean los cubanos. Es el colmo del cinismo y la falta de respeto a nuestro pueblo.
    Adelante Miiriam admirable, adelantes todos los que como tu han dicho basta.