Prohibida la tecnología en empresas militares

Los intereses de empresas militares abarcan desde tiendas recaudadoras de divisas, transporte para el turismo y restaurantes, hasta hoteles en diferentes puntos del país.

Para que nadie diga que las prohibiciones no se aplican también en los centros más favorecidos por la casta dominante, recientemente se ha dictado una resolución que prohíbe a los empleados de algunas conocidas empresas del Ministerio de las Fuerzas Armadas acudir a sus trabajos con medios informáticos portátiles; es decir, que no les está permitido llevar memorias flash, discos externos, laptops, notebooks, teléfonos celulares o cualquier otro “soporte potencial para el trasiego de información y que pueda entrañar riesgos para la entidad o para el país en su desarrollo en el orden político, militar, económico, comercial, científico, técnico, cultural, social y de cualquier otro tipo”. ¿Qué les parece?

El engendro que convierte en enemigo cualquier adminículo relacionado con la tecnología informática es la resolución 288/2011 y constituye una especie de Ley Mordaza para los empleados del Grupo Administrativo Empresarial (GAE), que dirige Luis Alberto López Callejas, yerno del General-Presidente, y que agrupa varias empresas de las que operan en divisas, entre ellas Gaviota. ALMEST (no conozco el significado de esta sigla), TRD Caribe, Transgaviota, y otras.

Dicha Resolución fue informada a los empleados en los primeros días de este mes de noviembre y, aunque la orden fue aparentemente acatada, muchos de ellos admiten extraoficialmente que entran sus memorias y teléfonos celulares, contraviniendo la orden. “Muy cara que me costó la línea del móvil para no usarla ahora. Tengo un niño chiquito en casa y debo estar atenta a cualquier llamada por si se enferma o necesita algo”, me cuenta una amiga que labora en uno de esos centros.

Los empleados de estas empresas militares son civiles, pero se les imponen las resoluciones y circulares y se espera de ellos un acatamiento militar de las mismas. En todo caso, la medida refleja el terror oficial ante las posibilidades de las nuevas tecnologías. Con semejante tratamiento las empresas de referencia parecen más bien centros de espionaje o de oficinas donde se trasiega con información relativa a la seguridad nacional… O mejor, a la inseguridad del gobierno.

Acerca de Miriam Celaya

Miriam Celaya González Nací en La Habana el 9 de octubre de 1959, mi patria chica es La Habana Vieja “intramuros” anterior al embate museológico del Historiador y a la destrucción de otros tornados artificiales. En el orden familiar, soy esposa, madre de dos hijos, abuela de dos nietos y amiguísima-cómplice de dos nueras. Soy aficionada al cine, lectora compulsiva, amante del debate, disidente incorregible y trasgresora impenitente. Me encanta cocinar, escribir, disfrutar de mi familia, reunirme con mis amigos, hacer rabiar a mis enemigos y, de vez en vez, también disfruto la soledad. Aunque soy licenciada en Historia del Arte por la Universidad de La Habana, en realidad nunca me dediqué a la crítica artística sino a las investigaciones arqueológicas y de antropología sociocultural, y fundamentalmente al estudio del arte alfarero taíno. Más allá de Alma Mater, soy autodidacta por naturaleza y empírica de cada camino que emprendo. Trabajé durante poco más de 20 años en el departamento de arqueología del Instituto de Antropología, que forma parte de un delirio conocido como Academia de Ciencias de Cuba, desde donde publiqué varios artículos científicos y escribí en coautoría con un colega dos monografías, aún inéditas. He sido profesora de literatura y lengua española, de cultura taína y de arte precolombino cubano, y desde finales de 2004, comunicadora por cuenta propia o algo así como “periodista espontánea”. Llegué al periodismo ciudadano como parte del consejo de redacción y colaboradora habitual de la primera revista digital independiente realizada y administrada desde Cuba (Consenso). Más tarde sería la revista Contodos y su sitio web (desdecuba.com) fue la cuna de la también primera plataforma-blog libre dentro de la Isla, creada por Yoani Sánchez en 2007. Allí publiqué utilizando varios seudónimos, en especial T. Avellaneda, como homenaje a la poetisa camagüeyana que tanto admiro. Entre diciembre de 2007 y enero de 2008 inicié esta, mi propia bitácora personal, Sin EVAsión, escribiendo bajo el seudónimo de Eva González, nombre que había elegido para firmar mis colaboraciones con la publicación digital Cubaencuentro. En julio de 2008 revelé mi identidad y desde entonces firmo mis trabajos con mi propio nombre. En todos estos años he colaborado con varias publicaciones y espacios digitales, además de los ya mencionados: revista Voces, revista Convivencia, Diario de Cuba, Cubanet y Penúltimos Días. Algunos otros espacios independientes me han honrado reproduciendo artículos de mi autoría. En 2009 resulté ganadora del Premio de Periodismo Digital del concurso blogger independiente “Una Isla Virtual”. En el propio año fui a la vez profesora y estudiante de la Academia Blogger creada por Yoani Sánchez para impulsar el periodismo ciudadano en Cuba. En 2011 obtuve Mención en el Sexto Concurso de Ensayo Caminos de la Libertad, de la Fundación Salinas (México) y en 2013 fue publicado el libro “Cuba in focus” por la Editorial Clío, del cual soy coeditora y coautora. En la actualidad sigo escribiendo para varias páginas y conservo mi bitácora, a la vez que procuro adelantar algunos proyectos editoriales pendientes.
Esta entrada fue publicada en Sin Evasión. Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a Prohibida la tecnología en empresas militares

  1. victor dijo:

    eva e estado lellendo tu websolo te pongo una pega mas cortos que no tengo time

  2. Ernesto dijo:

    Eva: La proteccion a la informacion economica y comercial es una prioridad de cualquier empresa que se respete, aun mas si esta administrada por militares. Lo que Ud. considera “engendro” proveniente del “terror oficial a las nuevas tecnologias” no es mas que la expresion de los tiempos actuales. Expliqueme ?por que razon un empleado deberia tener el derecho a conectar sus dispositivos moviles de almacenamiento personales a un ordenador propiedad del empleador? Y si no los va a conectar ? para que llevarlos al trabajo? En terminos de criticar puede referirse Ud., por ejemplo, a que la mayoria de los trabajadores cubanos no tiene forma – legal- de costear una laptop, un celular; un blackberry o un ipad. Ese es un punto. Ahi se dejo atrapar Ud. por el “sindrome de indio con levita” que constantemente achaca al pueblo cubano, no tan culto, informado y emancipado como Ud.

  3. francisco rodriguez dijo:

    Noviembre 21st, 2011 en 19:29

    lista del 2011…triunfo de la democracia mundial…..1..osama bin laden.2..zine ben ali tunez…3…hosmi mubarak egipto…4 ..muamar gadafi libia..5..jorge briceño[ mono jojoy]..6..alfonso cano…y seguro faltan muchos mas….que limpieza en la humanidad….cuales faltaroN..POR FAVOR….

  4. LLA dijo:

    Algunos comentaristas ponen como ejemplo similares prohibiciones en otros países. A mi me consta q al obrero se le pide apagar su celular en la mayoría de los centros de trabajo, pero hay teléfonos disponibles en el lunch room q se pueden usar para emergencias, en los recesos u horario de almuerzo se puede revisar los mensajes en el cell de uno, etc. El mayor problema en Cuba radica en q cualquier Juan Perez q se dedica a atender el mostrador de jabones en una tiendecita piojosa necesita autorización ministerial para abrir una cuenta inalámbrica, por otra parte, recuerden q aqui TODOS podemos tener una linea de tierra o un VOIP en casa y llamar de ve en cuando para revisar mensajes; en Cuba NO!!!! Hay gente q tiene q caminar medio kilómetro para acceder a una pública si no está rota. Además en Cuba casi no hay casilla vocal y está prohibido entrar al país teléfonos q compitan con los del mercado local.
    Es más q claro q ellos lo q no quieren es q la gente reciba sms de “afuera” sobre todo con noticias.

  5. celso dijo:

    A BOBO DE LA YUCA le puedo decir que, aunque no soy tan tremendamente inteligente como usted, yo trabajo en una compania contratista federal militar y existen ciertas restricciones de seguridad como es natural; pero todo el mundo lleva celular en su bolsillo y lo usa siempre y cuando no interfiera con su desempeno laboral y no existen decretos reales con caracteristicas dictatoriales de corte comunista-fascistas como sabemos existen en mi Cuba. Pero, como ya le he dicho, yo no soy tan brillante como usted para dedicarme a justificar el proceder del castrismo ni mucho menos para criticar tan excelente articulo escrito por Miriam Celaya.

  6. EL BOBO DE LA YUCA dijo:

    Y releyendo el post de Miriam, tropiezo con otra frase infeliz:

    “Los empleados de estas empresas militares son civiles, pero se les imponen las resoluciones y circulares y se espera de ellos un acatamiento militar de las mismas. ”

    Si están queriendo capitalismo, vale la pena que entiendan que lo mínimo que se espera (en una empresa) de un empleado es que “acate las resoluciones y circulares”, sin sutilezas de si existe “acatamiento militar” y “acatamiento no militar”…

  7. EL BOBO DE LA YUCA dijo:

    Respondiendo a Leonel:

    Por tu comentario (considerando que solo las “unidades militares” están interesadas en proteger su información) me imagino que trabajes en una peletería o similar (si estás en USA o por el mundo) o, si permaneces en Cuba, en la FMC o en los CDR, donde ciertamente nunca ha habido nada para proteger… Porque si fueras “cuentapropista”, estoy seguro que te interesaria proteger, como mínimo, la información de dónde sacas la “materia prima” para trabajar.
    Pero no te preocupes, puedes dormir tranquilo: con esas ideas no serás llamado para integrar el equipo de “wikileaks”, y nunca serás el responsable por filtrar ni el menú del almuerzo de mañana.
    Ahora bien, considero que sí debes preocuparte con tu “interpretación escrita”, que está dejando mucho que desear. En este caso, y sólo para comenzar, fijate en el título: “Prohibida la tecnología en empresas militares”… Sin profundizar mucho, no es dificil imaginar la intención (“tendenciosa”) de la autora… (que vuelvo a decir, es, en mi opinión, la más inteligente “bloguera” que escribe desde Cuba).

  8. Alejo dijo:

    Como se ha mencionado anteriormente, estos tipos de medidas se aplican en muchas empresas fuera de Cuba.
    Yo vivo en un pais desarrollado y trabajo en una empresa de tecnologia no relacionada a lo militar. Las medidas que debo cumplir son peores a las que se mencionan aqui.

  9. Armienne dijo:

    Es cierto que en muchas empresas privadas no se permita el uso de celulares o de cualquier sistema informático personal. Incluso hay edificios del gobierno que tan pronto una persona entra se bloquea el teléfono celular.
    Pero también es cierto que cualquiera puede poseer computadoras, internet, medios de comunicación y hasta hay puntos inalámbricos gratuitos en edificios, hospitales y hasta en las hamburgueseras.

  10. David dijo:

    En efecto, como dice El Bobo de la Yuca (je je), ninguna de estas reglas es exclusiva de la paranoia cubana: cualquier empresa en el mundo que trabaje con material sensible se defiende de posibles filtraciones con medidas que, en muchos casos, son mucho más restrictivas que las que se mencionan en el artículo. Baste mencionar el caso de Apple, que ha llevado el secretismo a extremos que invaden incluso la vida privada de sus empleados.

  11. Leonel dijo:

    BOBODELAYUCA: Que bien tienes puesto ese nombre, que genial! No te das cuenta que no hablan de unidades militares, sino de hoteles y centros turísticos?

  12. Ruben dijo:

    Coño … tenemos por aqui a alguien muy importante .. que segun el hay muchas compañias … perdon, el habia puesto “empresas” … que en las “democracias” impiden el uso de medios de almacenamiento y transferencia de informacion … este señor trabaja para la seguridad de Obama … ¿sera el piloto del Air Force One?

  13. Que ridiculo.Todos saben que los celulares pueden ser facilmente interceptados.Tambien los PC que son practicamente de contenido publico.Salvo los mails.Que tan secreto puede tener Cuba que los americanos ya no sepan?Secretos militares? Los satelites detectan todo hasta una persona entrando en un casa.Yo creo que estos servicios de inteligencia usan tecnologia de los años 30.No creo que Cuba tenga capacidad de elaborar armas de ultima generacion con el atraso tecnologico que tienen en el area de la informatica.Estan usando metodos anacronicos y risibles.La finalidad es otra atemorizar a los empleados y dar la impresion de celo funcionario.Patetico.La mejor defensa de un pais son sus ideas sostenidas por su sociedad cuando estas flaquean,los regimenes se debilitan.

  14. EL BOBO DE LA YUCA dijo:

    Olvidé referirme a los “laptops”, “ipads” o similares:

    La empresa no tiene que ser ni “medianamente seria” para prohibir que un funcionario “cuelgue” (se conecte) a la red con un equipo personal. Esa es la más primaria de las prohibiciones de seguridad informática… y bastaría pensar en los virus para justificarla.

  15. EL BOBO DE LA YUCA dijo:

    Bueno, Miriam, en las “democracias” también es muy común en las empresas que trabajan con informaciones que no deben ser divulgadas por algún motivo, dificultar o impedir el acceso de medios que posibiliten esa divulgación. Y por supuesto que tratan de hacerlo con medidas más eficaces y concretas que un simple “decreto”.

    Por ejemplo: es super común que las computadoras personales de los empleados no tengan ningún driver para conectar memorias externas (así que da lo mismo si la llevas en el bolsillo o no); los empleados no tienen acceso a aplicaciones (emails, etc) que le permitan transferir la información para “el exterior”; los sistemas ruedan en “entornos cerrados” que impiden que salves localmente y transfieras; las señas más importantes sólo se arman por fragmentos que conocen separadamente varias personas…

    El ejemplo que pones (el de la pobre madre que pagó carísimo una linea de celular para ser avisada si su hijo se enferma) es de una sensiblería que sorprende tratándose de ti, que nos tienes acostumbrados a los posts más inteligentes provenientes de Cuba. Aquí puedo decirte que en el mundo, cuando las empresas estiman que los celulares son inconvenientes a la seguridad, también los prohiben o simplemente los inutilizan con bloqueadores locales.

  16. cuco dijo:

    ALMEST es el ente Inversionista de las FAR que atiende las Obras del Turismo. Fuente: el puro mio que trabajo con ellos…

  17. Timbiriche dijo:

    Me olvidaba, Eva. Hay dos empresas que son importantes en el andamiaje de las FAR, y que responden al GAE. Ellas son TECNOTEX y TECNOIMPORT. Cada tanto hay explotes en ellas, porque tienen fama de buenas pagadoras y todos quieren estar dentro del listado de proveedores y poder surtirlos. Es decir, corre dinero por detrás hacia los comités de contratación y hasta han creado empresas en el exterior, para ‘auto proveerse’. Compran lo mismo tecnología en cuestiones constructivas que maquinaria agrícola, normalmente de primer nivel, si bien los compradores no están preparados para ello; se dice que han llegado a comprar hasta cosechadoras de granos marca JOHN DEERE (americanas) y CLAAS (alemanas) porque a un general le gustaba el color verde…

  18. Timbiriche dijo:

    Eva: evidentemente tienen miedo del filtrado de información, que igualmente ocurre sin que medien ‘gadgets’. El nombrado yerno de Raúl, Luis Alberto, es un obsesivo del tema seguroso y hasta es conocido su afán de chivato #1 (en discusión con su cuñado, Alejandro Castro Espín) que hasta les sigue mediante procedimientos operativos a los propios familiares, para intentar sorprenderlos y posteriormente, intimidarlos. Según Radio Bemba, el propio esposo italiano de Mariela Castro fue blanco de sus persecuciones, al ser investigado en el manejo de fondos financieros de la empresa portuguesa que maneja. Intentó hacer lo mismo con los hijos de Fidel, pero ahí se le plantaron. Saludos.

  19. LLA dijo:

    ALMEST
    Hola Miriam, estos son unos almacenes q surten a los hoteles y entidades de Gaviota.