Laura, la rebelión de los gladiolos

El homenaje a Laura, en su casa

No podía ser cierto que Laura hubiese muerto. Era viernes y había oscurecido más temprano, quizás porque por estos días La Habana ha estado persistentemente lluviosa, cuando entró aquel mensaje fatal de Yoani a mi teléfono móvil: “Laura Pollán acaba de fallecer”. Lo primero que pensé entonces es que no podía ser cierto. Poco después me llamaron algunos amigos tan incrédulos como yo, “¿Es cierto lo de Laura?”. No sé, no lo puedo pensar, no lo quiero creer. Todos estábamos tristes, irritados, un poco huérfanos; todos queríamos confirmar la negación de aquella noticia. Posiblemente se trataba de un error, quizás era otra provocación nacida de la perversidad de los cuarteles oficiales, de los represores disfrazados de médicos que pululaban alrededor de su cama de hospital, ¿acaso una persona con tanta vida y energía podía haber muerto sin más?

Después llegaron otros mensajes que confirmaban el hecho y tuvimos que rendirnos a la fatalidad: aquella pequeña mujer que encabezara durante ocho duros años a las Damas de Blanco poniendo en jaque a las fuerzas represivas y quebrando la impunidad del gobierno, aquella Dama valiente y digna como pocas que hacía temblar de miedo y de rabia a la dictadura, había muerto.

Pero, ¿por qué, entonces, los mastines seguían tan asustados?, ¿por qué solo permitieron dos horas de velorio en medio de la madrugada?, ¿a qué se debían tantas detenciones en varias provincias de Cuba para impedir que los amigos y compañeros de ruta de Laura llegaran a su funeral a rendirle tributo?, ¿por qué tantos otros fueron arrestados, prácticamente secuestrados, para evitar que asistieran a la misa de ayer en la iglesia de Santa Rita?

Cuando firmé el libro de condolencias, abierto en casa de Laura, ya había casi 300 firmas allí, y seguían llegando amigos. No pude evitar pensar en el triunfo de Laura y en su cercana resurrección: pese a la represión, a la vigilancia y al odio de las autoridades, su casa seguía abierta y recibiendo la solidaridad y el amor de centenares de cubanos. En la pequeña sala, un modesto altar rodeado de flores y velas, presidido por la bandera cubana, daba muestra del respeto de sus compañeras de marcha y de todos los amigos que homenajeaban así su memoria.

Salí reconfortada, fortalecida, optimista. Laura no solo no se ha ido, sino que resucitará en el espíritu de la Cuba nueva cuando todos los cubanos, incluyendo los niños que hoy ni siquiera saben que son esclavos, mencionen con respeto y gratitud su nombre. Nos encargaremos de que así sea. Laura está junto a todas las Damas y con los cubanos que llevan adelante la resistencia cívica en pos de las libertades que nos robaron hace más de medio siglo. Laura es desde ahora y para siempre el alma encendida de fe que anuncia el final de la dictadura: la rebelión de los gladiolos.

Acerca de Miriam Celaya

Miriam Celaya González Nací en La Habana el 9 de octubre de 1959, mi patria chica es La Habana Vieja “intramuros” anterior al embate museológico del Historiador y a la destrucción de otros tornados artificiales. En el orden familiar, soy esposa, madre de dos hijos, abuela de dos nietos y amiguísima-cómplice de dos nueras. Soy aficionada al cine, lectora compulsiva, amante del debate, disidente incorregible y trasgresora impenitente. Me encanta cocinar, escribir, disfrutar de mi familia, reunirme con mis amigos, hacer rabiar a mis enemigos y, de vez en vez, también disfruto la soledad. Aunque soy licenciada en Historia del Arte por la Universidad de La Habana, en realidad nunca me dediqué a la crítica artística sino a las investigaciones arqueológicas y de antropología sociocultural, y fundamentalmente al estudio del arte alfarero taíno. Más allá de Alma Mater, soy autodidacta por naturaleza y empírica de cada camino que emprendo. Trabajé durante poco más de 20 años en el departamento de arqueología del Instituto de Antropología, que forma parte de un delirio conocido como Academia de Ciencias de Cuba, desde donde publiqué varios artículos científicos y escribí en coautoría con un colega dos monografías, aún inéditas. He sido profesora de literatura y lengua española, de cultura taína y de arte precolombino cubano, y desde finales de 2004, comunicadora por cuenta propia o algo así como “periodista espontánea”. Llegué al periodismo ciudadano como parte del consejo de redacción y colaboradora habitual de la primera revista digital independiente realizada y administrada desde Cuba (Consenso). Más tarde sería la revista Contodos y su sitio web (desdecuba.com) fue la cuna de la también primera plataforma-blog libre dentro de la Isla, creada por Yoani Sánchez en 2007. Allí publiqué utilizando varios seudónimos, en especial T. Avellaneda, como homenaje a la poetisa camagüeyana que tanto admiro. Entre diciembre de 2007 y enero de 2008 inicié esta, mi propia bitácora personal, Sin EVAsión, escribiendo bajo el seudónimo de Eva González, nombre que había elegido para firmar mis colaboraciones con la publicación digital Cubaencuentro. En julio de 2008 revelé mi identidad y desde entonces firmo mis trabajos con mi propio nombre. En todos estos años he colaborado con varias publicaciones y espacios digitales, además de los ya mencionados: revista Voces, revista Convivencia, Diario de Cuba, Cubanet y Penúltimos Días. Algunos otros espacios independientes me han honrado reproduciendo artículos de mi autoría. En 2009 resulté ganadora del Premio de Periodismo Digital del concurso blogger independiente “Una Isla Virtual”. En el propio año fui a la vez profesora y estudiante de la Academia Blogger creada por Yoani Sánchez para impulsar el periodismo ciudadano en Cuba. En 2011 obtuve Mención en el Sexto Concurso de Ensayo Caminos de la Libertad, de la Fundación Salinas (México) y en 2013 fue publicado el libro “Cuba in focus” por la Editorial Clío, del cual soy coeditora y coautora. En la actualidad sigo escribiendo para varias páginas y conservo mi bitácora, a la vez que procuro adelantar algunos proyectos editoriales pendientes.
Esta entrada fue publicada en Sin Evasión. Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Laura, la rebelión de los gladiolos

  1. Maria Silvia dijo:

    Roberto Gomez: No se cuando usted se fue de Cuba, pero trasladarse en La Habana de un municipio a otro es una proeza, amen de no contar con telefonos ni otro medio de comunicacion.La tarea que usted menciona que se le ha dado a la oposicion, realmente es dura, yo desde mi comodo sillon de fuera de Cuba, al menos no tengo el derecho a juzgarla. Ademas , creo que en un momento tan sensible de perdida, hay poca capacidad de reaccion, sobre todo , al no estar organizados, y ahi es donde esta el problema, no es de inteligencia , ni de cobardia, porque aunque sean mujeres, las Damas de Blanco tienen mas testosterona que muchos hombres, pero son una parte de la oposicion , no toda

  2. LLA dijo:

    Q haran ahora las autoridades? Prohibir los gladiolos?

  3. roberto gomez dijo:

    Una vez más la oposición pacífica demostró que a pesar de tener tantos años, aún está en pañales. A pesar de decirse discípulos de Gandhi olvidan sus tácticas de lucha. Cuando se les presenta una oportunidad de ponerle presión al régimen, en lugar de aprovechar las circunstancias favorables, lo que hacen es usar la línea del menor esfuerzo y facilitarle a los opresores la mejor manera de resolver su problema.

    En el caso del sensible fallecimiento de la líder de las Damas de Blanco, Laura Pollán, se desaprovechó una tremenda oportunidad de desestabilizar al régimen y de tener la oportunidad de medir la fuerza de la oposición y sopesar la respuesta del pueblo.

    Imagínense por un momento que hubiera podido suceder si se hubiera velado a Laura Pollán toda la noche y el próximo día se hubiera llevado a cabo su sepelio por las calles habaneras. Si ese domingo sus compañeras hubiesen cambiado la caminata a la Iglesia de Santa Rita, por la asistencia a su sepelio y se hubiera invitado a todos los grupos contestatarios y opositores a la tiranía, para acompañar el cadáver y a la familia de la mártir caida en el camino de la funeraria al cementerio de Colón.

    El gobierno hubiera tenido unas largas horas de inestabilidad. Tendría que haber echado mano a cuantiosos recursos para mantener a raya a los visitantes en una larga noche. Posiblemente se hubieran motivado a individuos que nunca antes habían participado en actos de calle a asistir a la funeraria; y lo más importante, se hubiera obligado al régimen a mostrar su naturaleza represiva, delante de toda la prensa extranjera.

    Y el domingo se le hubiese presentado a la satrapía castrista la alternativa de permitir un acto multitudinario de duelo público, que hubiese podido mostrar el descontento popular o verse obligado usar la fuerza bruta contra un grupo, indudablemente mucho mayor que los que acostumbran a reprimir, quitándose así la careta ante la opinión pública mundial.

    Con dolor y pesar hay que admitir que a la oposición cubana (al menos a la visible) le falta aún mucho para comprender la enorme tarea y responsabilidad que se han echado sobre sus hombros. Tarea que exige pasar por sobre otras consideraciones cuando los hechos imprevisibles les dan la oportunidad de explotar el imponderable por encima de cualquier otra consideración, porque la enorme tarea de desafiar a un gobierno tiránico como el que se enseñorea sobre Cuba actualmente no admite decisiones blandengues, ni concesiones al enemigo, cuando se presenta una oportunidad.

    (El cadáver de Laura Pollán en las dos horas que estuvo en la capilla de la funeraria; foto y comentario añadidas por BC )

    Un amigo poco diplomático, me afirma tajantemente que los que toman las decisiones en la oposición o son muy timoratos o muy brutos, ya que casi siempre hacen lo que al gobierno le conviene y cumplen las instrucciones al pie de la letra. Yo no me atrevo todavía a afirmar tan tajantemente que es que adolecen de testosterona o de materia gris, pero si tengo que admitir, que algo no funciona correctamente dentro de ese grupo que toma las decisiones de que se debe o que no se debe de hacer en los momentos estelares de esta lucha.

  4. francisco rodriguez dijo:

    la onu quiere investigar la muerte del gadafi ..por que investiga la muerte de la dama de blanco laura pollan ..y la cantidad de mujeres que han sido pinchada con agujas infectadas….por que no se preocupan por habilitar una sala de hospital en la oficina de intereses de los estados unidos.para que la oposicion se atienda en dicho lugar ..de lo contrario ..hombre muerto…laura .el estudiante orlando ..viven

  5. Chileman dijo:

    Solo te escribo para felicitarte por lo bien que expones tus ideas , comparto totalmente tu reflexión en relación a la Sociedad Civil y su destrucción por parte del régimen , es muy difícil reconstruir el Tejido Social. Nosotros en Chile después de la Dictadura de Pinochet costo recobrar las confianzas y en particular las Organizaciones Sociales independientes del Poder . Fuerza que ustedes con todas las limitaciones lograran ser un país con libertades públicas . Eres una persona muy inteligente y te seguiré en tus reflexiones .

  6. Pedro Corzo dijo:

    Sin dudas que los vecinos de Laura Pollan, se quedaron muy impresionados cuando se percataron del arrojo y la constancia de aquella discreta maestra de escuela que fue capaz de asumir un liderazgo muy particular cuando su esposo, Héctor Maseda, fue a prisión.

    Su solidaridad y coraje para demandar los derechos de su marido primero y de los compañeros de este después, debieron haber provocado una conmoción en quienes la conocían, porque Laura no se circunscribió al respaldo moral y material que la mayoría de las esposas y madres cubanas han prestado a sus familiares en prisión.

    Laura entendió que la mejor forma de enfrentar la cárcel y el aislamiento ciudadano que provoca la represión social contra todo el qué enfrenta el sistema cubano, era unirse por el amor y el compromiso contraído, con el ser querido encarcelado.

    Su casa se transformó en un cuartel de la libertad, no para conspirar, sino para compartir cartas, noticias de los maridos y familiares en prisión, las riquezas espirituales de todos y las miserias materiales en las que la dictadura ha sumido el país.

    Ella entendió necesario que la solidaridad debía ser activa para demostrar la crueldad de régimen, y a la vez decirles públicamente a aquellos que no querían ver y escuchar, que eran cómplices por omisión o participación de una injusticia.

    Laura con la asistencia de otras mujeres muy notables, Berta Soler y Yolanda Huerga, entre otras, tuvo la habilidad de nuclear en torno a un proyecto de solidaridad humana, asociado a un compromiso ético, y en un crudo entorno represivo, un símbolo, Las Damas de Blanco, que ha sido el más eficiente de los instrumentos cívicos en la denuncia de la crueldad extrema del totalitarismo cubano.

    Ese grupo de mujeres que Laura inspiró, la mayoría no se conocían y solo tenían en común que sus esposos y familiares habían sido arrestados en la Primavera Negra del 2003, en un constante batallar por sus derechos, trascendieron el suceso que había motivado su fundación.

    La oleada represiva del 2003 y el fusilamiento de tres jóvenes causó al régimen de los Castro, serios daños en la opinión pública internacional, pero la constitución de las Damas de Blanco y su gesta continua y diáfana, le ha impuesto al ciudadano la certeza que tras los muros del castrismo se puede resistir y demandar los derechos que le han sido conculcados.

    El legado de Pollan es invaluable a partir del momento que decidió ejercer su magisterio en las calles de La Habana, junto a sus compañeras, enfrentando las diabólicas turbas del castrismo solo con un gladiolo rosado.

    La brutalidad represiva nunca la intimidó. En las calles, durante sus caminatas por la Quinta Avenida u otras vías capitalinas, su dignidad enfrentaba la vesania de los esbirros que la atacaban.

    Junto a sus compañeras hizo gala de un coraje firme, tanto en la iglesia de Santa Rita o en su casa, las veces que ésta fue rodeada por hombres y mujeres que como lobos, al grito de “Machetes que son poquitas”, querían devorar a las valientes mujeres como si fueran corderos.

    Aun en los momentos más críticos, en los que la represión mostraba su rostro más brutal, no perdió su hablar pausado. Sin gritos y aspavientos, sólo con la consistencia de sus palabras, trasmitía una serenidad que unida a la firmeza de sus convicciones enseñaba que si los derechos no eran reconocidos por las autoridades, era un deber demandarlos. Esa conducta y magisterio la han situado en la posición de honor que ya ocupa en la historia de Cuba.

    Laura impulsó un inédito diálogo entre la Iglesia Católica Cubana y la dictadura. Logró que decenas de presos fueran liberados por medio de una relación inédita entre el gobierno y la iglesia.

    Más allá de las muchas interrogantes que deja la enfermedad y muerte de Laura Pollan solo queda la conclusión que su deceso únicamente favorece a la dictadura. Otro enigma es su sepelio. Breve, rápido, una cremación expedita.

    La muerte de Laura fue seguida por una ola de arrestos en varias ciudades cubanas. La dictadura reconocía el peligro que representaba aun después de ser cadáver. Estaban conscientes que la mujer había desaparecido, pero que para la oposición surgía un nuevo referente, otro valor ético sobre el cual continuar sus demandas.

    La obra de la Dama del Gladiolo, es un hito en este largo proceso de lucha contra el totalitarismo, por eso ha dejado una huella muy particular en nuestra historia contemporánea, específicamente en lo que concierne a la lucha por la demanda de los derechos ciudadanos bajo el totalitarismo.

  7. Rodrigo dijo:

    La muerte de Laura ha sido un duro golpe para todos los cubanos que aman la libertad y que desprecian la incondicionalidad de los esbirros del castrismo con sus inmorales mitines de repudio y encarcelamientos.

    Laura seguirá siendo la negación viva de todo lo que representa ese sistema arbitrario y fracasado.

  8. MILAGRO dijo:

    Cmmovedor este Post.
    Miriam, todo esto es muy triste, pero siempre ese legado que nos dejo, esa valiente,
    corajuda mujer que con sus Gladiolos,como su unica arma,le demostro a esa Tirania
    que pacificamente si se “puede”.Nunca nadie habia conseguido lo que ELLA y sus Damas de Blanco….LAURA POLLAN, que DIOS te tenga en su Santa GLORIA!
    Tu bello legado nos quedara para la ETERNIDAD…GRACIAS por haber existido.
    Dama de Blanco, Dama de los Gladiolos.

  9. Maria C. dijo:

    GrACIAS MIRIAM, el legado de laura vivira para siempre. descanse en paz! Dios perdone a sus asesinos, .

  10. Maria C. dijo:

    GrACIAS MIRIAM, el legado de laura viria para siempre. descanse en paz!

  11. Habananueva dijo:

    He leido muchos escritos estos dias dedicados a Laura Pollan, este post uno de los mas bellos dentro de toda la belleza y sentimientos que se han derrochado estos dias, murio?, la mataron?, muy dificil determinar los crimentes de estado, pocos dejan huellas, solo basta saber que sabemos que es muy probable, demasiado Laura, demasiados Gladiolos los Domingos en un pais donde impera el odio, la represion y el crimen, los finales seran horrendos, estamos en el preambulo.

  12. Yamil y Marleny dijo:

    Nos sentimos muy dolido al saber de su muerte , pero has estado muy cierta en tus palabras ,su legado se queda .Que la libertad y los derechos por lo que ella lucho se multiplique en cada cubano.

  13. Puti Armienne dijo:

    Optimistas, así es, Miriam.
    Estoy segura de que habrá muchos más gladiolos. De hecho ya los hay.

  14. francisco rodriguez dijo:

    la dama laura pollan …murio como vivio ..siempre al lado de los humilde.de los de apie .los mas necesitados .siempre al lado del pueblo y donde estaba el pueblo ..por eso murio en ese hospital llenos de bacterias y todo tipo de enfermedad…..mientra los que dicen ser revolucionario…. y se dan golpe de pecho viven y son atendidos en hospitales de reyes y principes.tecnoligia de punta y primer mundista ..enormes burgueses multimillonarios son esta plaga..laura si fue y murio revolucionaria…por eso hay que acbar por cualquier via con estos burguese..que han secuestrado al pueblo de cuba…..laura vive y vivira

  15. alberto dijo:

    Laura Pollán le molestaba mucho a la dictadura es por ello que estoy más que convencido que Laura fue asesinada. Ese virus le fue inoculado y no precisamente en el hospital, sino en el último mítin que fabricó el G-2 en frente de casa de la Pollán el pasado 24 de septiembre donde el contacto físico en contra de Laura fue brutal. De estos asesinos se puede esperar cualquier cosa, recordemos que hundieron el remolcador 13 de marzo a sabiendas que en su interior iban mujeres y niños. Así que en el caso de nuestra Dama de Blanco que era una gran espina que ellos tenían clavada cada día me convenzo más que estos perros le modificaron la salud. Laura tu luz iluminará el camino hacia la democracia en tu Cuba, tu lucha no ha sido en vano. Descansa en Paz Gran Dama de Blanco.

  16. Milan Lopez dijo:

    La peticion de Internet tiene 471 hasta hoy 17; a las 12.35 PM.

  17. Milan Lopez dijo:

    Bello escrito, y que asi sea!

    Como todo el que- en estado de desesperacion-toma decisiones….resulta que la muerte de Laura traera mas complicaciones al gobierno cubano, que placer. Repitieron el mismo error que con Zapata….y esto les costara caro.

  18. Arsenia Martínez del Río dijo:

    Descanse en paz: son bellas estas palabras: el blanco es color de paz: ni es rojo ni es verdeolivo… Descanse. No descansó en Vida… Dijo y defendió la Verdad