Consenso
ESPACIO DE REFLEXIÓN Y DEBATE DEL PENSAMIENTO PROGRESISTA CUBANO
Portada | Nosotros | Contacto | Portafolios | Revista Consenso
indice

01. Abelardo Estorino
02. Abelardo Mena
03. Abilio Estévez
04. Alberto Acosta
05. Alfredo Guevara
06. Ambrosio Fornet
07. Amir Valle
08. Angel Santiesteban Prats
09. Antón Arrufat
10. Antonio Desquiron
11. Arturo Arango
12. Avelino Víctor Couceiro Rodríguez
13. Belkis Cuza Malé
14. Belkis Vega
15. Betty
16. Boris Iván Crespo
17. Carlos Celdrán
18. Carlos Espinosa
19. Carlos Repilado
20. Carlos Sotomayor
21. César Leal
22. César López
23. Cira Romero
24. Consenso
25. Criterios
26. Declaración de la UNEAC
27. Desiderio Navarro
28. Duanel Díaz
29. Eddy Jiménez Pérez
30. Eduardo Jiménez García
31. Eliseo Alberto
32. Emilio Hernández Valdés
33. Ena Lucía Portela
34. Enrique Colina
35. Enrique Pineda Barnet
36. Ernesto Yevgueni
37. Esteban Morales
38. Esther Suárez Durán
39. Eva
40. Félix Sánchez
41. Félix Sautié Mederos
42. Fernando Jacomino
44. Francis Sánchez
45. Frank Padrón
46. Gerardo Fulleda León
47. Gustavo Arcos Fernández-Brito
48. Haroldo Dilla
49. Hombre Nuevo
50. Isbel Díaz torres
51. Iskánder
52. Ismael de Diego
53. Ivette Vian
54. Jaime Sarusky
55. Joel Franz Rosell
56. Jorge Angel Hernández
57. Jorge A. Pomar
58. Jorge Angel Pérez
59. Jorge Camacho
60. Jorge de Mello
61. Jorge Luis Arcos
62. Jorge Luis Arzola
63. Jorge Luis Sánchez
64. José M. Fernández Pequeño
65. José Milián
66. José Prats Sariol
67. José Rojas Bez
68. Josefina de Diego
69. Juan Antonio García Borrero
70. Juan Carlos Tabío
71. Juan Pin
72. Leonardo Acosta
73. Leonardo Padura
74. Leonel Brito
75. Leticia Córdova
76. Loly Estévez
77. Luciano Castillo
78. Magaly Muguercia
79. Magaly Sánchez
80. Manuel Vázquez Portal
81. Marcos García
82. María de las Mercedes Santiesteban
83. Mariela Castro Espín
84. Marina Ochoa
85. Mario Coyula
86. Mario Crespo
87. Mario Vizcaíno
88. Maritza Corrales
89. Minerva Salado
90. Mirta Yañez
91. Néstor Díaz de Villegas
92. Norge Espinosa
93. Octavio Miranda
94. Omar Valiño
95. Orlando Hernández
96. Osvaldo Domeadiós
97. Pablo Menéndez
98. Pancho García
99. Paquito de Rivera
100. Pedro Campos Santos
101. Pedro Pérez Sarduy
102. Rafael Alcides
103. Ramiro Guerra
104. Reina María Rodríguez
105. Reinaldo Escobar
106. Reinaldo Montero
107. René Vázquez Díaz
108. Reynaldo González
109. Ricardo Reimena
110. Ricardo Riverón Rojas
111. Roberto Cobas Avivar
112. Rogelio Rodríguez Coronel
113. Rolando A. Pérez Hernández
114. Rosa Ileana Boudet
115. Senel Paz y Rebeca Chávez
116. Sigfredo Ariel
117. Tomás González Pérez
118. Víctor Fowler
119. Virgilio López Lemus
120. Waldo Leyva
121. Wendy Guerra
122. Yasef Ananda
123. Yoani Sánchez
124. Zenaida Romeu
125. Humor Gráfico
Lázaro Saavedra

126. Más humor Gráfico
Varios

Mensajes de Jorge de Mello
Jorge de Mello


Se acabó el fructífero intercambio de ideas tan necesario para formar un verdadero estado de opinión que encuentre soluciones razonables, satisfactorias, inteligentes. He recibido hoy, después de las reuniones, este e-mail misterioso donde uno de los intelectuales participantes en le debate se llama ahora XXX y todo parece quedar en una guerra entre el ICRT y el Mincult, según dice eso es lo táctico. Volveremos al mensaje anónimo, al rumor de pasillo, a lo “políticamente correcto”? Increíble!!!! Eso es lo táctico?

RESPUESTA DE XXX A UNA RESPUESTA MIA:

Creo que no te falta razón en algunas de las cosas que dices, pero me parece que el asunto es un poco más complicado. Y en este minuto, creo que lo táctico es no rozar en lo absoluto al Ministerio de Cultura que, a fin de cuentas, también ha sido atacado por la tv y quienes estén atrás de la aparición de Pavón y compañía.

De Jorge de Mello en respuesta a Orlando Hernández

Landi:

He recibido, literalmente con exclamaciones de júbilo, tu carta a Arturo Arango. Has puesto el dedo en el gatillo con la mira en el verdadero blanco. Así se habla hermano, esa es la cosa. Hoy mismo he estado escribiendo una reflexión parecida, en contenido y puntos de vista, respondiendo a una carta de Abelardo Mena, pero desde luego que nunca con la claridad conceptual y calidad formal con que tú sabes hacerlo, por lo que no le envío mi carta a Mena, le enviaré la tuya sumándome a tu opinión.

Te felicito de corazón, ese es el verdadero Orlando que yo conozco desde hace casi 30 años, el hermano valiente y preclaro con quien he compartido tantas ideas, sufrimientos y alegrías. Te felicito además porque has despertado de cierto estado de abulia que te afectaba en los últimos tiempos.

Ideas tan claras como los tuyas nos hacen falta a todos en estos momentos y serán necesarias en los tiempos que se avecinan.

Un abrazo agradecido

Jorge de Mello

PD: Después que te escribí la anterior nota decidí mandarte tambié la respuesta a Mena de la que te hablo.

De Jorge de Mello en respuesta a Abelardo Mena

Abelardo, estoy de acuerdo contigo, presentía que algo así pasaría, te lo comenté hace un par de días, todo parece ser más de lo mismo. En tantas opiniones y reflexiones, de aquí y de allá, no se ha nombrado ni una sola vez esta palabra esencial: LIBERTAD. Que clase de sociedad somos que tenemos miedo a pronunciar esa palabra? Que ha pasado con nosotros?

La corta y sentida reflexión de Cesar López, en las que nos recomienda estar alertas, termina con estas palabras: "Yo soy honrado y tengo miedo." Admiro la sinceridad del poeta. En las opiniones de los otros prestigiosos y valientes intelectuales también hay miedo, pero tenemos que descubrirlo entre las vueltas y revueltas retóricas, en la forma en que evitan poner el dedo en la llaga. Habría que preguntarse: Por qué tanto miedo? Todos tenemos miedo porque sabemos que el inmenso aparato burocrático que permitió el pavonato, y que intenta redimirlo ahora, está cada día más saludable. Ostenta ahora, después de la llamada Centralización, más poder que nunca, el poder político–económico improductivo, obtuso y dañino que paraliza el alma de la nación. Pienso que ese debería ser el tema a analizar, pero en una discusión abierta y verdaderamente revolucionaria, que no esté dirigida por los mismos poderosos que regentean el aparato burocrático y sus indescriptibles mecanismos represivos, para que sea sin cortapisas, sin censuras, que incluya a todas ‘las cabezas pensantes’ del país. Que hay muchos revolucionarios y patriotas que piensan con cabeza propia también entre los educadores, los científicos, los obreros, los estudiantes. Lo que está pasando no es solo un problema a discutir en el mundillo artístico.

Sinceramente creo que ese camino titubeante (de concesiones tácitas y tácticas oportunas), que hemos visto hasta ahora en esta guerrita del e-mail, no es suficiente para encontrar la necesaria luz para nuestro futuro inmediato, que hasta el día de hoy presiento muy oscuro, pues los burócratas siguen “cortando el bacalao”. Todo indica que la protesta terminará, como bien dices, en una lavativa administrativa a algún funcionario de la TV, en una nueva ‘explicación’ y un llamado a la cordura a los intelectuales que escribieron las cartas. Parece que una vez más nos quedaremos sin avistar una posible solución a nuestros viejos problemas. Además de miedo siento vergüenza, lo admito.

Como bien sabes soy solo un trabajador de la cultura (y me enorgullezco de serlo), no soy un artista ni un intelectual reconocido o importante, por eso he leído silenciosa y esperanzadoramente, sin pronunciarme, todo lo que me ha llegado por e-mail. Ya he oído varias opiniones diciendo que los que no tienen obra importante pueden utilizar este momento de manera oportunista para destacarse, y cosas así por el estilo. Pero como tengo cerebro para pensar, hago mis propias reflexiones y quiero compartirla contigo a titulo muy personal. Puede ser una reflexión más o menos acertada, pero esas ideas son las que pasan por mi cabeza y por mi corazón en este momento.

Cambiando el tema. Adonde vives ahora? Sigues a la sombra de la Virgen del Camino o eres de nuevo mi vecino? Hace tiempo no nos vemos.

Abrazos

Jorge de Mello

De Jorge de Mello a Orlando Hernández

Landi

El hecho de que la directora del programa que provocó esta justa protesta fuera elogiada en otro programa de TV, en el momento en que todos esperaban una disculpa, una rectificación, es un golpe fuerte y contundente. Padura considera ese acto una casualidad, Desiderio una provocación, para mi no es mas que una demostración de fuerza, de poder, hecha con el objetivo de demostrar que los que los poderosos no van a ceder ni un milímetro, como siempre ha sucedido. Cuando alguno de los ‘dirigentes’ del país ha pedido disculpas públicamente? Jamás ha sucedido algo semejante, y mira que se han cometido errores, pequeños y grandes, muchos de ellos de consecuencias graves y dolorosas para la nación.

Ojala que esta última demostración de fuerza y soberbia no logre sus objetivos, causar el miedo y la decepción necesarias para paralizar la discusión y el estado de opinión tan interesante, y necesario para nuestra sociedad, que se estaba creando.

Como quisiera estar equivocado…

Anoche recibí esta respuesta de Mena a un comentario mió, no la circules, pero es interesante, creo que la cosa va como él dice. Que tristeza, que decepción!

Abrazos

J.

REVISTA DIGITAL