Consenso
ESPACIO DE REFLEXIÓN Y DEBATE DEL PENSAMIENTO PROGRESISTA CUBANO
Portada | Nosotros | Contacto | Portafolios | Revista Consenso
indice

01. Abelardo Estorino
02. Abelardo Mena
03. Abilio Estévez
04. Alberto Acosta
05. Alfredo Guevara
06. Ambrosio Fornet
07. Amir Valle
08. Angel Santiesteban Prats
09. Antón Arrufat
10. Antonio Desquiron
11. Arturo Arango
12. Avelino Víctor Couceiro Rodríguez
13. Belkis Cuza Malé
14. Belkis Vega
15. Betty
16. Boris Iván Crespo
17. Carlos Celdrán
18. Carlos Espinosa
19. Carlos Repilado
20. Carlos Sotomayor
21. César Leal
22. César López
23. Cira Romero
24. Consenso
25. Criterios
26. Declaración de la UNEAC
27. Desiderio Navarro
28. Duanel Díaz
29. Eddy Jiménez Pérez
30. Eduardo Jiménez García
31. Eliseo Alberto
32. Emilio Hernández Valdés
33. Ena Lucía Portela
34. Enrique Colina
35. Enrique Pineda Barnet
36. Ernesto Yevgueni
37. Esteban Morales
38. Esther Suárez Durán
39. Eva
40. Félix Sánchez
41. Félix Sautié Mederos
42. Fernando Jacomino
44. Francis Sánchez
45. Frank Padrón
46. Gerardo Fulleda León
47. Gustavo Arcos Fernández-Brito
48. Haroldo Dilla
49. Hombre Nuevo
50. Isbel Díaz torres
51. Iskánder
52. Ismael de Diego
53. Ivette Vian
54. Jaime Sarusky
55. Joel Franz Rosell
56. Jorge Angel Hernández
57. Jorge A. Pomar
58. Jorge Angel Pérez
59. Jorge Camacho
60. Jorge de Mello
61. Jorge Luis Arcos
62. Jorge Luis Arzola
63. Jorge Luis Sánchez
64. José M. Fernández Pequeño
65. José Milián
66. José Prats Sariol
67. José Rojas Bez
68. Josefina de Diego
69. Juan Antonio García Borrero
70. Juan Carlos Tabío
71. Juan Pin
72. Leonardo Acosta
73. Leonardo Padura
74. Leonel Brito
75. Leticia Córdova
76. Loly Estévez
77. Luciano Castillo
78. Magaly Muguercia
79. Magaly Sánchez
80. Manuel Vázquez Portal
81. Marcos García
82. María de las Mercedes Santiesteban
83. Mariela Castro Espín
84. Marina Ochoa
85. Mario Coyula
86. Mario Crespo
87. Mario Vizcaíno
88. Maritza Corrales
89. Minerva Salado
90. Mirta Yañez
91. Néstor Díaz de Villegas
92. Norge Espinosa
93. Octavio Miranda
94. Omar Valiño
95. Orlando Hernández
96. Osvaldo Domeadiós
97. Pablo Menéndez
98. Pancho García
99. Paquito de Rivera
100. Pedro Campos Santos
101. Pedro Pérez Sarduy
102. Rafael Alcides
103. Ramiro Guerra
104. Reina María Rodríguez
105. Reinaldo Escobar
106. Reinaldo Montero
107. René Vázquez Díaz
108. Reynaldo González
109. Ricardo Reimena
110. Ricardo Riverón Rojas
111. Roberto Cobas Avivar
112. Rogelio Rodríguez Coronel
113. Rolando A. Pérez Hernández
114. Rosa Ileana Boudet
115. Senel Paz y Rebeca Chávez
116. Sigfredo Ariel
117. Tomás González Pérez
118. Víctor Fowler
119. Virgilio López Lemus
120. Waldo Leyva
121. Wendy Guerra
122. Yasef Ananda
123. Yoani Sánchez
124. Zenaida Romeu
125. Humor Gráfico
Lázaro Saavedra

126. Más humor Gráfico
Varios

Mensajes de Marina Ochoa
Marina Ochoa


Ante todo pido disculpas por entrar tan tarde al debate. Tengo la vida bastante complicada precisamente por el clima de indiferencia, incapacidad y/o corrupción que estoy constatando en todas las instancias del “aparato” de la Vivienda. ¡Estoy horrorizada! Y hago mención de ello porque mi criterio es que lo que acabó con el socialismo de los países de Este fue la impune mezcla de intereses de los que se hicieron millonarios durante el socialismo, oportunismo, corrupción y represión Impunidad criminal gracias a la ausencia de espacios para la crítica, el debate y de cultura crítica, por supuesto. Gorbachov y Eltsin solo le dieron el tiro de gracia… todos debemos reflexionar sobre esto y a los que les corresponde, actuar en consecuencia.

No soy una teórica y te hablo desde mis principios y vivencias.

Creo que es el momento de irse a las esencias o mejor dicho a otras esencias. Y voy a referirme al impacto en primera instancia, desmoralizador de la represión. A la confusión y paralización que produce. Eso explicaría en parte que la respuesta desde la cultura, en muchas ocasiones, no haya tenido la consistencia necesaria. Yo conozco bien de esto. Las asambleas de depuración de la Escuela de Arquitectura (segundo quinquenio de los 60) me produjeron, en plena adolescencia un verdadero terror y confusión. La falta de correspondencia entre el discurso político pleno de conceptos elevados y la bajeza de la praxis me apabulló No entendía nada, no podía articular nada. Conocí el sabor de la impotencia. Muchos de los integrantes de los tribunales de “depuración” están en el exilio. “!Depuración”, por Dios, parece importado del fascismo!

Más tarde, en los 70, fue en la Escuela de periodismo. Yo era alumna de Eduardo Heras y volvió a repetirse lo mismo. En ambos momento devaluar la esencia humana de los emplazados era parte de la estrategia. Luego vino un período en que parecíamos que habíamos sufrido una suerte de amnesia colectiva, de la cual no queríamos despertar para no pasarnos la cuenta de nuestra ¿debilidad? Y luego, un nuevo golpe bajo con Alicia…frustrado porque fue respondido por los cineastas y por los miembros de la cultura que nos apoyaron con principios, unidad, coherencia y firmeza. Nosotros logramos salvar las diferencias entre nosotros, que existen, como en todas partes y nos declaramos una tregua para luchar por salvaguardar nuestro proyecto cultural, en lo que todavía estamos.

Ahora pregunto a los que emplazan a nuestros intelectuales por no dar respuestas “enérgicas” en su momento, ¿es más meritorio marchar al exilio, elección que es un derecho que no cuestiono, que recoger los fragmentos de nuestras esencias, sensibilidades, ilusiones, e incluso de nuestro ser revolucionario y quedarnos aquí, luchando a nuestra manera, como se pueda, y como no se pueda también por rescatar un proyecto cultural en el que creemos? Hay que respetar la manera de bregar de cada uno, porque en todos los casos han sido producto de procesos traumáticos que nos ha sobrepasado. Creo que debemos expresar clara y coherentemente a que país aspiramos, a qué cultura. Por esto propongo retomar los presupuestos que estuvieron presente en el período fundador de la cultura de la Revolución, desvirtuados más tarde por las interpretaciones coyunturales, obtusas, oportunistas y convenientes de las Palabras a los Intelectuales, que lamentablemente se prestan para eso por adolecer del mal de la falta de definición de conceptos.

Retomar “la inclinación por las vanguardias, la autonomía de la expresión, la independencia de las evoluciones individuales, la búsqueda de las raices de la sensibilidad creadora y el intento de poner de manifiesto los valores espirituales del hombre”, presente en Orígenes”y lo que Carlos Rafael Rodríguez, (¡Ojo!, sobrenombrado el “príncipe del marxismo cubano “) expresó el 23 de marzo de 1982, en el 30 aniversario de la fundación de la sociedad Nuestro Tiempo: “La cultura nacional lo es en la medida en que la esencia propia sea capaz de expresarse de los modos más disímiles y universales. Si se profundiza bien en la nación propia se llega por ese camino a la otra parte, al encuentro con los demás. No a la transculturación ni a la cultura transnacional sino a una cultura propia, atravesada por todas las corrientes de la época … cultura comprometida estética y políticamente pero con amplitud cultural, sin dogmatismos infecundos ni presencia sectaria que cierre los caminos" es mi propuesta. La conciliación entre vanguardia política y vanguardia artística solo es posible en un ambiente cultural donde se logre la cohesión a partir de la confrontación entre criterios diferentes y sobre la base de “la lealtad a su propio tiempo, a sus potencialidades intelectuales y artísticas, a sus compromisos revolucionarios y humanos”

Creo que hay que alejar de nuestra vida cultural y política el “coco” de la glasnot . La permanencia de la Revolución cubana es un síntoma de que nuestras “especifidades” son más fuertes que nuestras “regularidades”. No se puede aplazar más la cultura del ejercicio del criterio, del debate o lo pagaremos caro, aún más caro que hasta ahora. Nuestro pueblo es el pueblo más indefenso del mundo ante la avalancha de la cultura neolibreral. Se modeló con esmero su dramaturgia pasiva como receptor. Como consumidor en todos los sentidos, de lo que le den.

La batalla de ideas debe ser eso: batalla y creo que este debate ilustra como ninguno lo que debiera ser.

Espero haber contribuido en algo a este debate. Un abrazo grande

Marina Ochoa

Otro mensaje de Marina Ochoa a Gustavo Arcos Fernández-Brito

Querido Gustavo [Arcos Fernández-Britto]:

He estado filmando y me preparo para entrar en edición, así que aunque no me ha faltado voluntad para comunicarme, me ha faltado tiempo y fuerzas, pues termino con las neuronas dispersas".

La creación de un muro de lamentaciones para artistas es una mala noticia. No entienden nada. Decimos pío pío y nos responden cuá cuá.

Los 47 años en que "vanguardia del proletariado" se ha traducido en el derecho a pensar por nosotros, decidir por nosotros lo que nos conviene o no nos conviene como individuos, familia, nación les ha oxidado la capacidad de bregar con el criterio y los ha colocado en la retaguardia, mientras que el pensamiento de este pueblo se ha ido complejizando, creciendo, y desbordando la sociedad "diseñada" desde arriba, que cada día funciona menos; (la otra, la soterrada, paralela o flotante que funciona aberradamente la desmiente cada minuto) pero que en las pantallas de nuestra TV, que en muchas ocasiones parece dirigida por Walt Disney, aparece como ideal.

El hijo de una de mis sobrinas, de 9 años, suspiró mientras miraba el noticiero nacional de TV: ¡me gustaría vivir ahí! La sabiduría infantil... y te juro que no es ficción.

He recibido con mucho agrado la intervención del lúcido Colina y la de Belkis Vega. Indispensables. Pienso que Criterios debería recoger todo lo que se ha expresado y hacer un número de la revista e incluir lo que se producirá el 30. Por cierto, conociendo a profesionales de la talla de Belkis, en todos los sentidos, profesional, moral, humano, revolucionario no logro entender cómo es posible que su nombre no se maneje para ocupar cargos como la presidencia de la UNEAC, la presidencia del ICAIC, ya que bola o no, se manejan los nombres de posibles sustitutos, todos machos, varones, masculinos.

Colina se refiere a los cargos de Torquesada en el ICRT y le falta otro: asesor de todos los telecentros, incluyendo el de Matanzas, lo cual explicaría la campaña en contra de "Quédate conmigo" una de las excepciones de la programación que confirma la regla.

También supe que a Torquesada lo hicieron asesor del programa "Diálogo Abierto" a partir de un informe negativo sobre el programa que había emitido dicho señor acompañado de la recomendación de sacarlo del aire, lo cual evidencia una práctica sumamente interesante: te pongo de asesor a quien te quiere destruir y explicaría el descenso de la calidad del debate en dicho programa.

No te robo más tiempo y te felicito por tu honestidad y entereza

Un abrazo

Marina Ochoa

REVISTA DIGITAL