Consenso
ESPACIO DE REFLEXIÓN Y DEBATE DEL PENSAMIENTO PROGRESISTA CUBANO
Portada | Nosotros | Contacto | Portafolios | Revista Consenso
indice

01. Abelardo Estorino
02. Abelardo Mena
03. Abilio Estévez
04. Alberto Acosta
05. Alfredo Guevara
06. Ambrosio Fornet
07. Amir Valle
08. Angel Santiesteban Prats
09. Antón Arrufat
10. Antonio Desquiron
11. Arturo Arango
12. Avelino Víctor Couceiro Rodríguez
13. Belkis Cuza Malé
14. Belkis Vega
15. Betty
16. Boris Iván Crespo
17. Carlos Celdrán
18. Carlos Espinosa
19. Carlos Repilado
20. Carlos Sotomayor
21. César Leal
22. César López
23. Cira Romero
24. Consenso
25. Criterios
26. Declaración de la UNEAC
27. Desiderio Navarro
28. Duanel Díaz
29. Eddy Jiménez Pérez
30. Eduardo Jiménez García
31. Eliseo Alberto
32. Emilio Hernández Valdés
33. Ena Lucía Portela
34. Enrique Colina
35. Enrique Pineda Barnet
36. Ernesto Yevgueni
37. Esteban Morales
38. Esther Suárez Durán
39. Eva
40. Félix Sánchez
41. Félix Sautié Mederos
42. Fernando Jacomino
44. Francis Sánchez
45. Frank Padrón
46. Gerardo Fulleda León
47. Gustavo Arcos Fernández-Brito
48. Haroldo Dilla
49. Hombre Nuevo
50. Isbel Díaz torres
51. Iskánder
52. Ismael de Diego
53. Ivette Vian
54. Jaime Sarusky
55. Joel Franz Rosell
56. Jorge Angel Hernández
57. Jorge A. Pomar
58. Jorge Angel Pérez
59. Jorge Camacho
60. Jorge de Mello
61. Jorge Luis Arcos
62. Jorge Luis Arzola
63. Jorge Luis Sánchez
64. José M. Fernández Pequeño
65. José Milián
66. José Prats Sariol
67. José Rojas Bez
68. Josefina de Diego
69. Juan Antonio García Borrero
70. Juan Carlos Tabío
71. Juan Pin
72. Leonardo Acosta
73. Leonardo Padura
74. Leonel Brito
75. Leticia Córdova
76. Loly Estévez
77. Luciano Castillo
78. Magaly Muguercia
79. Magaly Sánchez
80. Manuel Vázquez Portal
81. Marcos García
82. María de las Mercedes Santiesteban
83. Mariela Castro Espín
84. Marina Ochoa
85. Mario Coyula
86. Mario Crespo
87. Mario Vizcaíno
88. Maritza Corrales
89. Minerva Salado
90. Mirta Yañez
91. Néstor Díaz de Villegas
92. Norge Espinosa
93. Octavio Miranda
94. Omar Valiño
95. Orlando Hernández
96. Osvaldo Domeadiós
97. Pablo Menéndez
98. Pancho García
99. Paquito de Rivera
100. Pedro Campos Santos
101. Pedro Pérez Sarduy
102. Rafael Alcides
103. Ramiro Guerra
104. Reina María Rodríguez
105. Reinaldo Escobar
106. Reinaldo Montero
107. René Vázquez Díaz
108. Reynaldo González
109. Ricardo Reimena
110. Ricardo Riverón Rojas
111. Roberto Cobas Avivar
112. Rogelio Rodríguez Coronel
113. Rolando A. Pérez Hernández
114. Rosa Ileana Boudet
115. Senel Paz y Rebeca Chávez
116. Sigfredo Ariel
117. Tomás González Pérez
118. Víctor Fowler
119. Virgilio López Lemus
120. Waldo Leyva
121. Wendy Guerra
122. Yasef Ananda
123. Yoani Sánchez
124. Zenaida Romeu
125. Humor Gráfico
Lázaro Saavedra

126. Más humor Gráfico
Varios

Mensaje de Pablo Menéndez
Pablo Menéndez


Hola amigos,

Me he sentido inspirado y alentado por la valentía y decencia de los que han querido expresar su desacuerdo con el olvido (o peor, el perdón) a abusos y atropellos cometidos en el pasado nuestro. Esas desviaciones, esos abusos, fueron cometidos en el nombre de nuestra Revolución, lo cual los hace mas vergonzosos y realmente tenemos el deber de hablar ahora. Estas personas, (o estas políticas) causaron mucho dolor.

Desgraciadamente nunca hubo debate público acerca de esos tiempos. Eso es un error que debemos enfrentar ahora.

No me convencen los argumentos sobre cualquier posible ventaja en no discutir estas cosas públicamente.

Me parece que en todos los sentidos, esta discusión nos fortalece. Me parece bien que haya salido una declaración de la UNEAC, pero siento lo mismo que alguno de los otros que la han visto chata y cautelosa. Y no pone los nombres de los miembros del Secretariado. No termina el debate. No se habla sobre alguna medida que se vaya a tomar con los responsables de estos programas ni mucho menos les pide a esos una disculpa pública al pueblo y a los creadores afectados. De 5 párrafos, dedica 2 a hablar sobre "los enemigos de la Revolución" (a quienes a nadie le importa lo que digan o no sobre todo esto). El mismo hecho de discutir ampliamente y sin miedos es una derrota a los que niegan la posibilidad de que este tipo de debate democrático, revolucionario, se pueda producir en Cuba. ¿Porque hablar de ellos y mucho menos "hacia ellos"? La política cultural martiana, antidogmática, creadora y participativa, por supuesto permite el debate amplio y permite moverse hacia adelante, no hacia atrás como quisieran los que sacaron a estos personajes en nuestra televisión. "Irreversible" no quiere decir estática ni estancada. Negar la superación es negar la Revolución.

Llevo ahora 40 años viviendo en Cuba.

Durante los tiempos de Llanusa, Pavón, Quesada y Serguera, amigos fuera del país me preguntaban el porqué de la prohibición y ausencia de la televisión, la radio y las escuelas de arte cubanas del Grupo de Experimentación del ICAIC (del que fui integrante), Silvio, Pablito, la Nueva Trova, el jazz cubano, el rock cubano, o el rock de otros paises etc. etc. etc. Me preguntaban si la Revolución Cubana defendía los derechos de la mujer, la revindicación de los valores culturales de la herencia africana, el derecho de los seres humanos de decidir a quien amar. Me preguntaban que porqué se perseguía a los de pelo largo o faldas cortas...

Ahora en cambio, en estos años, preguntan porque Bush prohibe a los grupos de Rock y otros artistas de los EE.UU. visitar o actuar en Cuba (despues del concierto de AudioSlave Bush reforzó las restricciones). Ahora preguntan que porque los EE.UU. no le da visa a los artistas cubanos que sin embargo viajan y actuan regularmente en el resto del mundo. Ahora preguntan que porque no ven los video clips de Carlos Varela o Equis Alfonso y otros artistas cubanos en MTV... ahora quieren saber porque ya no puede entrar a los EE.UU. los artistas de Buena Vista Social Club o los Muñequitos de Matanzas, los Van Van o Chucho Valdés y tantos otros, incluyendo a nuestro grupo Mezcla...

Nuestros objetivos vitales se ven claramente en nuestro arte: luchamos por el amor, la solidaridad humana, la tolerancia, el respeto al derecho ajeno, el arte, la poesía, la música sabrosa, rica e inteligente: la libertad!

Los que prohiben, queman libros y cuadros, persiguen a los de diferentes razas, religiones, orientaciones sexuales, son los que invaden a otros paises y bombardean, los de las cárceles de Abu Ghraib...los de Auschwitz... la inquisición... los represores...

Los fascistas queman libros y prohiben a los artistas que no siguen su línea. Le cortan las manos a los trovadores. Cultivan el racismo y el odio a lo diferente. Odian a la vida y a la felicidad. La Inquisición pide a los fieles de otras expresiones espirituales que renuncien a éstas, so pena de muerte, destierro, encierro o tortura. El fascismo prohibe o borra lo que no quiere que se lea o se vea o se cante. Limita la libertad de viajar. Separa las familias. En contra de todo eso es que se hace una Revolución.

A pesar de todas las dificultades del bloqueo real y las limitaciones materiales, y de nuestros "bloqueos" propios, florece nuestro arte en todos los géneros y hasta artistas cubanos residentes en el exterior aspiran a actuar en la isla y ser parte de la activa vida cultural del país. Importantes artistas y agrupaciones internacionales vienen a actuar gratis en Cuba con tal de no perderse todo esto.

La Cultura de la Revolución Cubana es Silvio, Pablito, Formell, los Van Van, Mayito Rivera, Titón, Carlos Varela, Gerardo Alfonso, Frank Delgado, Síntesis, Abelardo Estorino, Lázaro Ros, Virgilio Piñera, Chucho, Leonardo Acosta, Lezama Lima, Fernando Pérez, Zenaidita Romeu y su Camerata, Alejo Carpentier, Enrique Pineda Barnet, Orlando Cruzata y los Premios Lucas, rumberos, roqueros jóvenes, raperos, reguetoneros, jazzistas, pop roqueros, los humoristas, Ramiro Guerra, el Ballet, la Danza, el Conjunto Folklórico, Senel Paz, Wendy Guerra, Léster Hamlet, Abel Prieto, John Lennon, Manu Chau, AudioSlave, Desiderio y Criterios, el Centro Pablo de la T. Brau, Juan de Marcos ...una lista interminable de brillantes artistas de todas las generaciones y todos los estilos, nuevos, menos nuevos, tradicionales, innovadores... realmente impresiona pensar en todos los nombres que pudiera poner en esta carta, y no tendría que escribir mas nada... y casi todos ellos fueron o hubieran sido afectados por las medidas simbolizadas por esos funcionarios. Si alguien tiene la altísima responsabilidad de dirigir nuestra televisión, es totalmente inaceptable que no conozca toda esta historia aunque se tratara de un daño a uno solo de estos artistas.

Bueno, no puedo mencionar a todos, ni esta carta va a quedar perfecta. Ojalá tuviera la posibilidad de ser tan genialmente escueto como Humberto Solás o Mario Coyula o la misma Adria Santana y otros. Pero no puedo quedarme callado en todo este debate.

Esta es NUESTRA VIDA.

Pablo Menendez

20 de enero de 2007

REVISTA DIGITAL