NO TODOS LOS TRABAJADORES APOYAN EL PLAN.

 

DSC00096Por Aimée Cabrera.

El movimiento sindical cubano manipulado por el gobierno y  aislado de los obreros pretende imponer el Plan de la Economía y el Presupuesto para el 2013 que corresponda a cada centro a través de asambleas que tendrán lugar entre el mes de enero y hasta el 15 de febrero del presente.

Los miembros del Parlamento cubano también supeditados al control gubernamental se reunieron el 13 de diciembre del 2012 para debatir y aprobar el plan económico y el financiero a nivel nacional, razón por la cual el mismo será analizado en las asambleas de afiliados.

El análisis que se concrete en las Asambleas de Afiliados y de Representantes tendrán como objetivo concentrar esfuerzos en lo concerniente a cada entidad, cómo llevarlo a cabo y garantizar su cumplimiento. Palabras hermosas para una situación real bien distinta con el trabajador estatal.

En cada centro laboral hay incertidumbre; la que se respira  hasta en las calles y viviendas de quienes tienen un nivel de vida por encima del ciudadano medio; ellos emiten diversas opiniones. Unos están de acuerdo y aprueban que se hagan las reuniones sindicales sobre el plan económico anual.

Otros, sin embargo, evitan hablar del tema. En sus rostros se observa el desencanto y el chantaje a que son sometidos a diario, cuando ante cualquier situación, en lugar de ser amonestados o sancionados como ocurría en décadas anteriores, pueden perder su puesto laboral de inmediato.

“No importa cuántos años llevas trabajando, ni tu calidad y disciplina, a ellos sólo les importa cumplir con “los de arriba”, “los de abajo” somos peores que los esclavos porque éstos al menos sabían su condición. Hay que asistir a la Asamblea sobre el Plan porque si no vas “te marcas” pero eso no va a representar una mejoría para los trabajadores”- dice un trabajador estatal del sector de la educación con vasta experiencia en su profesión.

En esta asamblea   no dejará de puntualizarse el aspecto del ahorro y los obreros se verán obligados a dar iniciativas y sugerencias que no saben si serán escuchadas y se procederá con las mismas o quedarán estas engavetadas para siempre.

Los Lineamientos de la Política Económica y Social del gobierno cubano nada tienen que ver con las garantías y  la estabilidad que trabajadores estatales o no ansían, mucho menos con quienes reciben jubilaciones y pensiones.

El pueblo en general, es  controlado en exceso y manipulado al capricho de quienes tienen las riendas de la nación y desvían los recursos para su antojo, los ricos comunistas  que desfalcan millones que nunca llegan al pueblo,  aún le exigen a los de abajo,  una economía  que ellos mismos han destruido.

 

Fuente.

Asambleas sindicales sobre el plan de la economía por Susana Lee, Granma página 2 Nacionales, 29 de diciembre de 2012.

Acerca de Gustavo Pardo

Nacido en La Habana, Cuba el 18 de Diciembre de 1941. Especialista Geoteénico. Ex presidente de la Academia Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gra Logia de Cuba y ex Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del Grado 33 para la Republica de Cuba
Esta entrada fue publicada en Masonería. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario