PRIMER DÍA DEL AÑO NUEVO. (1-ENERO-2013).

Cruz

Nos encontramos en el primer día de un nuevo año.  Dios nos ayude a abordar todos nuestros asuntos con bondad, justicia  y  acierto.

El año nuevo se nos presenta como un libro con las hojas en blanco. Redactemos la página de cada díade tal manera que al término del año lo que  hayamos escrito  sea  para  nosotros  causa  de  júbilo  y  no de remordimiento.

Miremos  hacia  atrás  con  comprensión,  hacia  adelante  con  fe,  y  a  nuestro  alrededor  con Amor.

La esperanza se ilusiona; la fe cree; la Paciencia aguarda tranquilamente. Abriguemos pensamientos positivos, alentadores, que eleven el espíritu¸ así los negativos  no  tardarán  en desaparecer.

En la generosidad está la felicidad. Seamos generosos con  todos  y  en  todo  tiempo.

No sólo al inicio del año se nos presenta la oportunidad de volver a empezar. También ocurre  al  despertar  cada  mañana:  se nos ofrece la posibilidad de comenzar de  nuevo  y  de  corregir  nuestros errores.  A  la preocupación hay que ponerla en su lugar; fuera  de  nuestra  vida.

Si comparáramos la vida con el pan, la levadura seriael entusiasmo; enfrentémosla con  verdadero  entusiasmo  y  con  mucha  energía.

Con dinero se consiguen cosas hermosas; pero ni contodo  el  dinero  del  mundo  se  pueden  adquirir  satisfacción  y  sabiduría.

Nunca faltarán los que nos aseguren que no lograremos nuestros propósitos.  El progreso, sin embargo, siempre ha llegado por medio de los que afirmaron que sus planes eran realizables  Gracias  a  Dios.

Debemos perseverar,  tener  Fe y Confianza primeramente en Dios y Jesucristo y después  en nosotros  mismos  y  triunfaremos.

La amistad se compone de:

un amor superior, generosidad sin límites,

comunicación franca y abierta, elevado altruismo,

 intensa honestidad, un afable consejo

y unión de pensamientos que dos personas

son capaces de sostener.

Te invito a disfrutar, a ser paciente, a apreciar la vida, a soñar y, sobre todo, a hacer la vida lo más feliz que puedas a toda la gente que te rodea, incluido tú mismo.

Al final de cada túnel hay luz.

Al cabo de cada tormenta

Vuelve a salir el sol.

Escucha el consejo de Dios, restaura tus raíces y ora.

Esta es la única forma para encontrar un cambio seguro

a través de una crisis en tu vida.

El que habita al abrigo del Altísimo morará a la sombra del Omnipotente.  Diré yo al Señor: Refugio mío y fortaleza mía. mi Dios, en quién confío.

Salmo  91:1-2

SALUDOS  CON  AFECTO.

R. G. A.

SI NO LUCHAS, TEN AL MENOS LA DECENCIA
DE RESPETAR A QUIENES SI LO HACEN.
JOSÉ MARTÍ

 

About Gustavo Pardo

Nacido en La Habana, Cuba el 18 de Diciembre de 1941. Especialista Geoteénico. Ex presidente de la Academia Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gra Logia de Cuba y ex Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del Grado 33 para la Republica de Cuba
This entry was posted in Masonería. Bookmark the permalink.

Deja un comentario