PATRONATO TODO POR TUNAS. UN ACERCAMIENTO A SU HISTORIA

CV) galinapl@ult.edu.cu

José Luis Marañón Rodríguez (CV) joseluis@ult.edu.cu

RESUMEN

En la ciudad de Victoria de Las Tunas las asociaciones se gestaron en el Período Colonial y alcanzan imagesmayor desarrollo en las primeras décadas de la República Neocolonial. En este período surgieron diferentes sociedades que sin dejar de ser elitistas fomentaron la cultura en el pueblo, entre las que se destacaron El Liceo, la Sociedad Árabe y la China. Aportaron también al desarrollo de la cultura local las logias masónicas como instituciones fraternales, así como las sociedades de Instrucción y recreo. Entre las asociaciones de orden cívico, una de las que más aportó fue el Patronato ProArte la cual quedó más arraigada y afianzada en la memoria, surgida en la década de 1950, y el Patronato todo por Tunas, fundado en 1945, y sobre el cual trata este trabajo.

Palabras claves: asociaciones, patronato, sociedades de instrucción y recreo, logias.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Pérez López y Marañón Rodríguez: El Patronato todo por Tunas. Un acercamiento a su historia, en Contribuciones a las Ciencias Sociales, octubre 2011,www.eumed.net/rev/cccss/14/

 

INTRODUCCIÓN

Con los primeros pobladores españoles se asentó en Cueybá durante el siglo XVII un rico ganadero criollo llamado Jesús Gamboa en cuyas haciendas crecía la tuna brava o espinosa en grandes proporciones por  lo que cuando los vecinos o los comerciantes iban hacia esta hacienda solían decir “… voy para la hacienda de Las Tunas” afianzándose así el término en el lenguaje popular de tal modo que hoy le da nombre a la ciudad desde entonces. El municipio Tunas, ocupa un área de alrededor de 895 Km2, cuenta con una población total de 192 967 habitantes, de esta 162 522 es urbana y 30 445 rural, alcanzando así una densidad poblacional de 216 habitantes por Km2, La primera versión que se tiene del origen del nombre de esta ciudad proviene del misticismo aborigen. Las Tunas es un pueblo de mitos y leyendas que embrujan sus orígenes y dan colorido a la vida en torno a su historia. Al nombre de la ciudad se le adhirió el apéndice de “Victoria de Las Tunas” debido a la victoria española sobre los cubanos el 16 de agosto de 1869, nombre que se mantuvo hasta 1976, al aplicarse la nueva división político administrativa aprobada en el Primer Congreso del Partido en 1975.
En las primeras décadas del siglo XVII la economía de la ciudad Victoria de Las Tunas era fundamentalmente agropecuaria, el poblamiento regional era lento, compuesto por hacendados de Bayamo, Holguín, Manzanillo y Puerto Príncipe (Camagüey), además de otros grupos sociales. La conexión de esta localidad a través de los caminos reales favoreció el intercambio comercial, y las relaciones sociales, de este modo crece poblacionalmente la región. En el siglo XIX se desarrollaban actividades sociales en las viviendas, estas eran conocidas como tertulias y tenían fines literarios, artísticos y políticos.  En esta época las tertulias literarias, constituían encuentros informales entre gentes de letras de la ciudad Victoria de Las Tunas en los que se hablaba sobre arte, literatura y política, vinculadas normalmente a acontecimientos históricos y artísticos; sirven como pretexto de conspiración política, fragua de ideas y estímulo a proyectos de renovación estética.
En la ciudad de Victoria de Las Tunas las asociaciones se gestaron en el Período Colonial y alcanzan mayor desarrollo en las primeras décadas de la República Neocolonial. En este período surgieron diferentes sociedades que sin dejar de ser elitistas fomentaron la cultura en el pueblo, entre las que se destacaron El Liceo, la Sociedad Árabe y la China. Aportaron también al desarrollo de la cultura local las logias masónicas como instituciones fraternales, en las cuales se daba tratamiento desde entonces y aún, a la historia de la Patria con la conmemoración de fechas históricas y el impulso a la construcción de tarjas y bustos en sitios y lugares históricos.  Las Sociedades de Instrucción y Recreo desarrollaban actividades de incidencia popular tales como las verbenas, las ferias populares, desarrollaban conferencias instructivas y conmemoraban fechas históricas. Promovían la construcción de monumentos y tarjas en sitios y lugares históricos que dejaron su huella en diversos puntos de la ciudad, además de existir los clubes de Leones y el de los Rotarios. Entre las de orden cívico las que más aportaron fueron el Patronato ProArte, la que quedó más arraigada y afianzada en la memoria, surgida en la década de 1950, y el Patronato todo por Tunas, fundado en 1945, y sobre el cual trata este trabajo.

DESARROLLO

Las Asociaciones y Patronatos en Victoria de Las Tunas

Una asociación es una agrupación estable basada en la selectividad, la cohesión y cooperación entre sus miembros quienes comparten intereses, objetivos, actividad y elementos culturales en un momento histórico y un espacio determinado. En la sociedad tunera del período republicano se podían identificar diferentes asociaciones como las veteranistas, fraternales, religiosas, profesionales, cívicas, comerciales e industriales, sociedades sindicales, periodísticas y de instrucción y recreo. A continuación se muestra una panorámica de cómo se clasificaban estas asociaciones en el territorio tunero.

Asociaciones Fraternales

Practican la fraternidad, el amor y el respeto al ser humano por encima de todo. Aquí se ubican la Logia Masónica Hijos de Hiram con sus ramas juvenil AJEF Soles de Hiram y femenina Hijas de la Acacia 44; la logia Masónica Vicente García 27; las logias de la Orden Oddfellows Unidos. Hijos de Oriente 54 y Cucalambé 11325; la de Oddfellows Independientes. Fraternidad 79; las de  la Orden Caballeros de  la Luz,  Panchín Varona 110, Victoria de Las Tunas 78 y las ramas femeninas Sacerdotisas del Hogar y juvenil Ángel Guardia 35.

Asociaciones Profesionales

Se ubican aquí todas las organizaciones de profesionales locales pertenecientes a varias ramas que laboran por el crecimiento cognoscitivo y cultural  como es el  caso del  Colegio Médico,  el Colegio de Abogados, el Colegio de Odontólogos, el Club de Mujeres Profesionales y de Negocios y la Asociación de Periodistas.

Asociaciones Informales

Reúne a los grupos étnicos existentes en  la ciudad que se crean espontáneamente, sin estructuración interna ni supuestos legales y que buscan el mantenimiento de las tradiciones y la cultura en las nuevas condiciones socio-históricas y geográficas. En tal caso se encuentran la Sociedad Armenia y la Árabe donde coinciden libaneses y palestinos.

Asociaciones Cívicas

Agrupan a las que llevan a cabo, principalmente, acciones a favor del progreso local y por ende, el beneficio popular, cumpliendo con el principio de: “Sirve más quien mejor sirve”. Dichas asociaciones son el Club Rotario y el Club de Leones.

Asociaciones Religiosas

Son consideradas las que practican, como principio, el culto a una divinidad, en este caso a Dios. Dentro de ellas se encuentran las ramas de la Acción Católica Cubana como son la Juventud de Acción Católica Femenina y  Masculina, las  Damas  de Acción Católica  y los  Caballeros  de Acción Católica, también el  Apostolado de la Oración, la pía Unión de Santa Teresita, la  Asociación del  Sagrado  Corazón de Jesús, los  Caballeros de Colón, las Hijas de María y la Juventud Bautista.

Asociaciones Sindicales

Reúnen a las asociaciones que defienden los intereses de  la clase obrera como el  Gremio de Panaderos, la Federación Regional  Obrera y  las organizaciones de  las ramas  tabacalera,  azucarera,  el transporte y el comercio. Asociaciones Culturales: Dentro de ellas se encuentran las organizaciones que laboran por la formación artístico-literaria, patriótica y cognoscitiva en sentido general, fomentando la cultura.  La Unión de Estudiantes de Tunas, la Liga Cultural, la Asociación de Estudiantes del Bachillerato, Pro-Arte en Tunas y la Sociedad de Amigos de la Cultura Española son ejemplos esclarecedores.
Las asociaciones de la ciudad Victoria de Las Tunas se relacionaron mutuamente, cooperando unidas por el logro de un fin, principalmente cuando este beneficiaba a la localidad y constituía un paso más, hacia el progreso. De manera independiente, sus actividades, funcionamiento y objeto social tributaron al desarrollo cultural de la localidad.
Las asociaciones Patronales: Aglutinan a todas aquellas que se constituyen para lograr la ejecución de una obra de beneficio social. En la localidad existieron diversos patronatos que dejaron su huella como es el caso del Patronato Pro-Arte fundado en la década de 1940, el cual contaba con setenta y dos miembros, todas personas de la clase acomodada de la sociedad tunera. Esta institución solo admitía a hombres blancos, elemento que la distingue de las demás asociaciones fraternales. El Patronato Pro- Escuela del Hogar logra la fundación de un centro de educación y enseñanza para la mujer que permitió a las adolescentes de la ciudad, superarse y ser formadas en un oficio, principalmente manual. El Patronato Pro- Necesidades Tuneras surge en el mes de marzo de 1959, ya triunfada la Revolución, en la ciudad se organiza un patronato, a iniciativa del Club Rotario y la Cámara de Comercio. Su preocupación principal consistía en las necesidades comunitarias de la región. Estos Patronatos luego de cumplir su objetivo eran disueltos, el Patronato Pro-Escuela del Hogar y Todos por Tunas son ejemplos de estos.

El contexto histórico en que surge el Patronato todo por Tunas

En la ciudad Victoria de Las Tunas se acordó constituirse el Ayuntamiento el 1 de diciembre momento en que en todo el país se eligieron los alcaldes y concejales. Este adoptó como forma de gobierno el artículo 223 de la Constitución. El mismo estaba formado por la Alcaldía que representaba el Poder Ejecutivo y el Ayuntamiento que representaba el Poder Legislativo. El alcalde nombraba los alcaldes de barrio que ejercían y representaban la autoridad municipal de su demarcación y a los empleados de sus oficinas, publicaba y operaba los acuerdos del ayuntamiento y oponía su voto si el juicio era contrario a la constitución y a las demás leyes, cooperaba con el mantenimiento del orden público y ordenaba los pagos a realizar por la tesorería municipal. El alcalde municipal era sustituido en sus funciones, de forma transitoria o permanente mientras durara su mandato, por el presidente del Ayuntamiento. El Gobierno Municipal poseía los poderes necesarios para tomar las medidas encaminadas a satisfacer las necesidades colectivas de la sociedad local.
En el territorio, el Partido revolucionario cubano (Auténtico) logró las alcaldías de Victoria de Las Tunas y Puerto Padre, con José Hernández Cruz (Pepillo) quien tomó posesión el Alcalde Municipal en 1944. En este período de los auténticos se desplegó una inmensa campaña para dividir y aplastar el movimiento obrero. Como Alcalde se preocupó por las obras públicas y exaltó fervientemente los valores patrióticos, Su contribución a la creación de escuelas públicas y su carácter afable y sincero permitió que se ganara el aprecio de sus conciudadanos. En su carrera política fue aspirante a senador y fue fundador del Patronato Todos por Tunas. El 15 de junio de 1947, en el teatro Capitolio de Victoria de Las Tunas, se fundó el Comité gestor Municipal del Partido Ortodoxo. Rápidamente la ortodoxia había afiliado en Victoria de Las Tunas a cuatro mil 335 electores y en 1949 poseía ya 10, mil 592.  La labor de José Hernández Cruz como alcalde significó un beneficio para la ciudad.  Su cámara contó con 12 concejales entre los que figuraron miembros notables de la ciudad como Eugenio Mastrapa Rojas, Leiduvinio Valera MartínezAurelio G. Hugo Hernandez Cabrera y José Reyes Avila. Durante este período, Eduardo Chivás visitó Las Tunas en diversas ocasiones desde 1945 hasta 1949, así como a Jobabo y Puerto Padre. El Partido comenzó en el territorio la lucha contra la corrupción político-administrativa, creándose el 31 de diciembre de 1949 un comité de lucha contra el empréstito extranjero solicitado por el gobierno de Prío. Se confeccionó un manifiesto de protesta que se dio a conocer en un acto público. En 1948 este Partido ganó la alcaldía de Victoria de Las Tunas, con José Hernández Cruz, quien además participó en 1949 como Delegado a la asamblea Nacional, junto al Doctor Pedro Osmundo Verdecie Pérez.
El 10 de marzo de 1952, en las primeras horas del día, el pueblo en masa se congregó frente al Palacio Municipal para condenar el golpe de estado dado por Fulgencio Batista. El acto solemne estuvo presidido por el alcalde José Hernández Cruz y se lanzaron volantes en los cuales diferentes organizaciones locales repudiaron el cuartelazo. Se colocó una ofrenda floral ante el busto de Martí y se arengó al pueblo contra el golpe militar. Tres meses más tarde, en junio fue destituido el alcalde constitucional al negarse a firmar los estatutos puestos en vigor por el dictador. De igual forma se procedió con los señores concejales que adoptaron la misma actitud. Una multitud enorme, entre la cual se encontraba una parte de la juventud ortodoxa, en señal de repudio se congregó frente al Ayuntamiento.

El Patronato todo por Tunas. Su influencia en la cultura tunera

Según el Diccionario Enciclopédico Océano la palabra patronato significa dentro de sus acepciones una junta o concejo encargado de representar y administrar una institución o servicios, derecho de poder y fundación de una obra piadosa. El Patronato Todos por Tunas (P.T.P.T), surge el 20 de febrero de 1945, por iniciativa de José Hernández Cruz, alcalde municipal y máximo representante del Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo), una institución de típico sabor local, surgida al calor de la necesidad y el deseo ferviente de los tuneros de contar con una asociación acorde con sus intereses y que congregara a las personas de buena voluntad que quisieran cooperar afectivamente en obras en beneficio para la ciudad. Esta Asociación de carácter altruista fue registrada en el expediente 6, folio 94, Libro 6to, de registros.
El Patronato Todos por Tunas estaba destinado al beneficio de la sociedad tunera. Sus contribuyentes aportaban 2 pesos anuales y se identificaban con una placa en sus puertas con las siglas (P.T.P.T) que quieren decir el nombre de la sociedad. Su obra se encaminó fundamentalmente al desarrollo de obras sociales de corte popular y de donde emergió una ciudad nueva el cual contaba con el apoyo de distintas instituciones, casas comerciales y las llamadas “fuerzas vivas” en general el cual comenzó a plasmar con hechos la intención que constituía la esencia de su instauración. Este Patronato sesionó en el salón de la Alcaldía del Palacio Municipal, presidida por el Alcalde Hernández Cruz donde se acordaban los pasos a seguir en su fructífera labor por el beneficio de la ciudad. Entre sus miembros figuraron Rafael Zallas, Eugenio O Rodríguez, Claudio Aguilar y los hacendados Pelecio Bon y Pepe Bello, todos ciudadanos ilustres de la localidad.
El dinero recaudado de la cotización y las utilidades obtenidas en la realización de fiestas y verbenas con esos fines, se logró el financiamiento necesario para emprender la obra que se haría en terrenos donados por la sucesión de la familia Velázquez, en la zona donde la entonces avenida Roosevelt (hoy calle Frank País), el cual se encontraba con la carretera de Puerto Padre, cerca de la vía del Ferrocarril Central y que estaba infectada de marabú.
Entre sus primeros acuerdos se encontró el  de hacerse eco de la necesidad tunera de contar con un Estadio Municipal por lo que a este Patronato se debe  la construcción del estadio deportivo, el cual fue sede de rodeos, ferias agropecuarias, festivales públicos, verbenas y funciones cinematográficas. Estas actividades contribuyeron a que se continuasen reafirmando los rasgos de la identidad cultural del tunero, como región mayormente campesina. El patronato contribuía con uniformes y otros materiales para las escuelas públicas y estuvo presente en la construcción del Centro Escolar José de la Luz y Caballero. Coordino con Pro-Arte, los cuales conjuntamente ofrecieron presentaciones en el Teatro Rivera con motivo de recaudar fondos para su obra.
El patronato tuvo que ver con otras fundaciones locales prestando sus servicios de apoyo a las mismas como fue el caso de las gestiones realizadas para la creación de Escuela del Hogar y la Escuela profesional de Comercio.
Como una muestra de la influencia de este patronato dentro de la cultura tunera resalta el pianista Alcibíades Agüero Del Risco quien compuso un Danzón Titulado Todo Por Tunas el cual era interpretado por la Banda Municipal en sus retretas acto seguida de que se escucharan las notas del Himno Nacional tradición que se perdió con el correr del tiempo. La partitura de dicha obra  a pesar de la intensa búsqueda realizada por el profesor Salvador Regueira no se ha podido encontrar en la actualidad.
El Patronato Todos por Tunas (P.T.P.T) desaparece con el Triunfo de la Revolución, pero su memoria quedó grabada en los tuneros de aquella generación dejando una huella en la historia de la localidad.

CONCLUSIONES

El Patronato Todos por Tunas (P.T.P.T) es el reflejo de un momento histórico representado mediante una forma de gobierno que respondía a los intereses de la sociedad. Etapa de cambios y renovaciones. Etapa de Alcaldes como José Hernández Cruz, máximo representante del Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo) y creador del (P.T.P.T), creación que marcó una diferencia en medio de su tiempo. Una institución realmente en beneficio de la ciudad.
Su influencia en el desarrollo de la cultura del territorio está determinada por su amplio accionar en la promoción de la cultura entre las masas a través de las obras de beneficio social y acciones en apoyo de la cultura.

BIBLIOGRAFÍA

  • Acción Católica Cubana. Memorias
  • Archivo Histórico Provincial de Las Tunas. Álbum de fotografías numero 7, foto 388.
  • Archivo Histórico Provincial de Las Tunas. Actas del Gobierno Municipal. 1945-1958.
  • La Juventud Bautista. Memorias
  • Colectivo de autores (2002) Las Tunas a través del tiempo. Editorial Sanlope, Las Tunas.
  • Galiano Martínez, Lisela Estela (2004) Las asociaciones en la ciudad Victoria de Las Tunas durante la República Neocolonial. Un acercamiento a la dimensión histórico-cultural. (Trabajo de diploma)
  • Perdomo González, Leonides. (1998): Para una cronología de la provincia de Las Tunas.  Editora Sección de investigaciones históricas de Las Tunas.
  • Tunas de Ayer y Hoy, número extraordinario 1951.
  • Verdecie Pérez, Pedro. (1951): Sociedades Tuneras. En Revista Razón.

WEBGRAFÍA

http://www.ecured.cu/index.php/Las_Tunas_(municipio)
http://www.tunet.cult.cu/literatura/victor-marrero/victor/lastunasatravesdeltiempo.doc

About Gustavo Pardo

Nacido en La Habana, Cuba el 18 de Diciembre de 1941. Especialista Geoteénico. Ex presidente de la Academia Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gra Logia de Cuba y ex Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del Grado 33 para la Republica de Cuba
This entry was posted in Masonería. Bookmark the permalink.

Deja un comentario