FRANKLIN D. ROOSEVELT, CUBA Y LA MASONERIA

Autor: Gustavo E. Pardo Valdés 33 

INTRODUCCION Muy variadas fueron las facetas de la vida de nuestro hermano Roosevelt que podrían abordarse con la profundidad y variedad que requiere un trabajo corporativo destinado a estudiar, al menos parcialmente, una vida y obra tan rica y matizada de hechos y contrastes que le distinguieron como lo que realmente fue: UN HOMBRE Y UN MASON EXCEPCIONAL. 

A continuación me propongo ofrecer en una síntesis muy apretada la multifacética vida profana de nuestro hermano Roosevelt, particularmente aquellos hechos que lo distinguieron como el hombre que sobresalía de forma destacada del marco en que se movían y actuaban la generalidad de quienes convivieron con él en una época difícil pero indudablemente gloriosa para toda la nación norteamericana. 

Franklin D. Roosevelt ve la primera luz el día 30 de enero de l882 en Hyde Park, estado de Nueva York en el seno de una familia acomodada. Sus padres fueron John y Sara Delano Roosevelt. No debo dejar de mencionar que él era sobrino de otro masón prominente aunque con características y pensamiento político muy diferente, el hermano Theodore Roosevelt que, como sabemos, había tenido una participación destacada en la Guerra Hispano-Cubana-Americana y fuera el presidente numero 26 de los Estados Unidos de América entre los anos l90l al l909. 

De pequeño era algo introvertido, lo que incidía en sus relaciones sociales con sus compañeros de escuela, entre los cuales no contaba con muchos amigos, no obstante puede decirse que entre sus profesores y demás funcionarios de la escuela a la que él asistía era muy apreciado y querido, fundamentalmente por su carácter disciplinado y serio. 

Roosevelt se graduó en la Universidad de Harvard en l904 y posteriormente termina sus estudios de Derecho Civil en la Universidad de Columbia en l907. 

Sus primeros pasos en la vida política se ven coronados por el éxito en l9l0, al ser electo para ocupar un asiento en el Senado del Estado de New York. Este, en realidad, fue el inicio de una carrera política ascendente que habría de conducirle a los primeros planos del escenario político mundial. En l9l3 el presidente Wilson designa a este joven talentoso para ocupar un cargo de importancia capital en su gabinete de trabajo al nombrarlo Secretario de Marina, cargo este que implicaba una tremenda responsabilidad si tenemos en cuenta que en esos instantes la gran nación norteamericana se estaba consolidando como gran potencia naval, y habría, unos anos mas tarde, de enfrentar el poderío naval de las Potencia del  Eje Berlín-Roma-Tokio. Roosevelt ocupo este cargo hasta el final de la II Guerra Mundial. 

En año l920 es designado por el presidente Wilson, que aspiraba a la reelección, para ser su compañero de formula como Vice Presidente por el Partido Demócrata, no obstante este formula electoral resultó derrotada por la combinación Warren G. Harding-Calvin Coolidge. 

Se retira del escenario político norteamericano, ejerciendo como abogado independiente en Nueva York, pasando posteriormente a ser Vice Presidente de la Fidelity and Deposit Co. of Maryland entre los anos l921 a l928. Es precisamente en este periodo, en l921, que el G.A.D.U., somete a prueba la voluntad y el carácter de este hombre excepcional, la poliomielitis infantil deja en el una huella que le acompañara por el resto de su vida. No obstante Roosevelt ha nacido para luchar y vencer, se sobrepone a las limitaciones físicas que deja en él esta cruel enfermedad, y sigue adelante, por que nuestro hermano Roosevelt es de los hombres que se crecen en la desgracia y resurgen a la vida con mas fuerza y energía, con mas deseos de cumplir la misión que el mismo se había trazado. TTal vez la más notable de las transformaciones que la poliomielitis deja en Roosevelt no se aprecia en el mundo material, sino en el cambio que ocurre en su carácter. Ahora es más reflexivo, más analítico y cuidadoso antes decidirse a la acción. Ya nuestro hermano se encuentra mucho mejor capacitado para comprender la real situación por la que atraviesa su país y las causas que lo han llevado hasta ese punto. No es por casualidad que desde su toma de posesión Roosevelt anuncia su política del New Deal o Nuevo Trato. 

En l929, vuelve a la actividad política y resulta electo para ocupar el cargo de Gobernador del Estado de Nueva York, posición esta que le sirve de preparación para lo que seria su destino final, PRESIDIR LA NACION NORTEAMERICANA. 

BREVES APUNTES SOBRE LA VIDA MASONICA DE FRANKLIN D. ROOSEVELT.Es conocida la relevante participación de los masones  en la fundación de la Nación norteamericana, así como en dotar a esta de documentos de trascendencia vital para el futuro desarrollo de este país, tales como la Declaración de Independencia, cuyo artífice principal fue nuestro hermano Thomas Jefferson, la Constitución de cuyos 35 firmantes se reconocen al menos 20 como miembros de la FRATERNIDAD MASONICA, y que, por otra parte, de los 43 presidentes que han servido a la Nación, al menos 14 de ellos  fueron masones, no resulta extraño que la filosofía y el pensamiento doctrinal de nuestra Institución haya sido aplicada, de forma mas o menos velada para quienes la desconocen, en la política de los Estados Unidos de América, porque la Masonería tiene como fin el inculcar en sus Miembros los principios de Justicia, Equidad, Amor, Benevolencia y Tolerancia, entre otros valores fundamentales, que sirvan a estos como normas de acción, tanto para sus vidas privadas como publicas. 

Por ello no debe extrañarnos que Franklin D. Roosevelt hubiese abrazado los nobles y sublimes ideales de la Francmasonería. A este respecto podemos señalar algunos datos de la vida masónica de nuestro hermano Roosevelt. 

Su iniciación en la Orden de la Escuadra y el Compás ocurrió el día 28 de Noviembre de l9ll en la Respetable Logia “Holland Lodge # 8” del Oriente de Hyde Park, en el Estado de Nueva York. 

El 28 de febrero de l929 es iniciado en los Grados Superiores de la Masonería o Grados Filosóficos, también conocidos como Grados Escoceses, llegando a ostentar el grado 32 del Rito Escocés. 

Fue miembro del Cypress Shrine Temple en Albany, New York. 

Además fue Representante de la Gran Logia de Georgia en l930, y en l934 fue nombrado como el primer Gran Maestro Honorario de la Orden Internacional De Molay.  

Creo un deber hacer notar que nuestro hermano Roosevelt sintió verdadera devoción por la Institución Masónica,  y para dejar mejor constancia de ello deseo relatar un hecho que he tomado del discurso pronunciado por el Ilustre Hermano Ricardo Mestre Llano 33, pasado Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del Grado 33 para la República de Cuba del R.E.A.yA, el día 4 de julio de l947 en la Muy Respetable Gran Logia de Cuba, señalando que. ”Franklin Delano Roosevelt momentos después de haber tomado posesión como Presidente de los Estados Unidos, con el traje que utilizo en tal ceremonia, concurrió a la exaltación de su hijo como Maestro Masón en la Respetable Logia “Architec Lodge # 519 “. En realidad a este Taller masónico pertenecieron ambos hijos de Roosevelt, James y Franklin Jr.Nuestro hermano Roosevelt fue atacado por su militancia masónica en la prensa   nazi-fascista de Hitler y la del Japón, durante la II Guerra Mundial. 

FRANKLIN D. ROOSEVELT Y CUBAEn cuanto a Cuba se refiere, debemos recordar ciertos aspectos de la Nueva Política del New Deal, que para nuestra nación fueron trascendentales, tales como el Tratado de Reciprocidad Comercial entre ambos países, que garantizaba a Cuba la venta en el mercado norteamericano de una cantidad de azúcar regulada mediante un sistema de cuotas, a un precio superior al que regia en el Mercado Mundial para este producto. Por otra parte, es de destacar que fue bajo la gestión de gobierno del presidente Roosevelt, que en el año 1934, es derogada la Enmienda Platt. Creo conveniente detenerme en este aspecto para referirme al articulo publicado en el periódico “Información” de La Habana el l3 de julio de l934 por nuestro VH Cosme de la Torriente, que fuera Segundo Gran Vigilante de la Gran Logia de la Isla de Cuba en el periodo l898 al l899, y que se refería a este hecho expresando: “ Y poco después, cuando en pleno caos cubano el propio embajador (Sumner Wells) hizo en noviembre de l933 una visita al presidente Roosevelt, este anuncio el propósito de llegar a la derogación de la Enmienda tan pronto como en Cuba se constituyera un gobierno provisional que diera pruebas evidentes de ser estable”.  

Efectivamente, como ya hemos visto, nuestro hermano Roosevelt estaba convencido de la inutilidad practica de este apéndice que fue añadido a la Carta Constitucional de l90l, y, llegado el momento, hizo todo lo posible por viabilizar su derogación. Este, y muchos otros signos de la simpatía que Roosevelt dispensaba hacia nuestro país, hicieron que el Consejo Nacional de la Asociaciones de Veteranos de la Independencia de Cuba y  el de los Hijos de Veteranos, acordasen develar un cuadro, pintado al óleo por el prestigioso artista del pincel, Esteban Valderrama, que estaría expuesto en el salón de esta asociación, junto al de Teodoro Roosevelt. A este respecto expresa nuestro hermano Cosme de la Torriente en la velada efectuada en la noche del 12 de agosto de l938, en el Centro de Veteranos de La Habana: “Junto a la de Teodoro Roosevelt, en lo sucesivo vamos a contemplar aquí la esfinge de su pariente Franklin D. Roosevelt. Franklin D. Roosevelt ha dado soberbio remate a la obra en que Teodoro Roosevelt fue uno de los primeros grandes artífices; y digo soberbio remate, porque nadie podrá negar que el Presidente de los Estados Unidos que negocio el  convenio abrogando el Tratado Permanente, aboliendo la Enmienda Platt, es hombre al que debemos también considerar un grande artífice de nuestra independencia, ya que permitió hacer desaparecer para siempre del campo del Derecho Internacional, uno de los tratados que ha dado lugar a mas enconadas discusiones y a mas erróneas interpretaciones, y todas ellas en perjuicio de la República de Cuba y de los Estados Unidos de América”. 

Como ha podido apreciarse nuestro hermano Roosevelt era reconocido como un verdadero amigo de Cuba y de los cubanos, por ello no resulta extraño que  el Senado de la República de Cuba acordase otorgar a este estadista visionario, el titulo de CIUDADANO EMINENTE DE AMERICA, en la sesión que este cuerpo legislativo protagonizo el 21 de marzo de l939, moción que fuera presentada por el senador Manuel Capestany Abreu. Y que paso a citar textualmente, por el interés que para el tema que estoy tratando en la noche de hoy, la misma tiene. 

A L   S E N A D OPOR CUANTO: La acción del pueblo y gobierno de los Estados Unidos de América, en el proceso de nuestras luchas para obtener la independencia política, ha creado un estrecho y permanente vínculo de amistad y simpatía entre el pueblo de Cuba y el pueblo de Norteamérica. 

POR CUANTO: El actual presidente de la gran Nación vecina, Honorable Franklin Delano Roosevelt, interpretando los sentimientos de las grandes mayorías de Norte América, ha desenvuelto una política exterior de buen vecino, cerca de las diversas nacionalidades de este Continente, dentro de un criterio de mutuo respeto y de efectiva interdependencia, que afirma las relaciones internacionales entre los pueblos y propende al mantenimiento de un estado pacifico adecuado a la civilización y a la cultura. 

POR CUANTO: En el presente momento universal, preñado de orientaciones extremistas, el Presidente Roosevelt ha asumido su rol histórico en la defensa de los principios democráticos. 

POR CUANTO: Tanto los postulados de la política exterior referida como la acción democrática del pueblo de los Estados Unidos de América y su honorable Presidente, coinciden con los sentimientos del pueblo de la República de Cuba. 

POR CUANTO: La conducta publica del ciudadano Honorable Franklin D. Roosevelt, Presidente de los Estados Unidos de América, es acreedora a un reconocimiento expreso de parte de los pueblos que se inspiren en idénticos ideales para la humanidad. 

EL SENADO ACUERDA   PRIMERO: Declarar al Honorable Franklin D. Roosevelt, CIUDADANO EMINENTE DE AMERICA. 

SEGUNDO: Señalar día y hora para la celebración de una sesión solemne de este Cuerpo, a fin de hacer entrega al Representante Embajador de los Estados Unidos, del titulo acordado, por cuyo apreciable conducto, será enviado al Honorable Presidente de los Estados Unidos de América. 

TERCERO: Colocar en una de las galerías del Senado un retrato al óleo del Honorable Franklin D. Roosevelt, Presidente de los Estados Unidos de Norte América. 

CUARTO: Remitir, con atentos oficios, certificaciones de este acuerdo, a las Cámaras de Senadores de las Naciones de América. 

Es importante señalar que nuestro hermano Roosevelt no se limito a efectuar tratados que enmendaban la política que hasta ese momento la nación Norteamericana había llevado a cabo hacia loa países de la América Latina, nuestro hermano sabia que, además, era necesario fortalecer las economías de esas naciones para que en ellas se consolidaran los conceptos de Democracia y Libertad, fuentes estas sobre las cuales es preciso sustentar el Verdadero Progreso de los pueblos y las naciones, y Roosevelt establece nuevos tratados comerciales que facilitan el acceso a productos que las naciones latinoamericanas producen al mercado norteamericano, al modificar la política de aranceles que hasta ese momento se había impuesto al comercio con estos países. 

Por otra parte es muy conocida la política internacional que el presidente Roosevelt aplico en el resto del mundo y que puso fin al aislacionismo que los anteriores gobiernos habían adoptado en lo que a su participación en la política mundial, y que puede, de forma muy general, resumirse así: mantener el status existente en el Asia, cooperación con las naciones del Continente Americano, y observar con mucho cuidado la situación en Europa.  Es conocida su participación decisiva en la Segunda Guerra Mundial y en los tratados internacionales que dieron fin a la misma, Hechos estos en los que nuestro hermano fue protagonista principal. 

FRANKLIN DELANO ROOSEVELT Y LA MASONERIA DE CUBA.La Masonería de Cuba sintió, y aun siente, un profundo sentimiento en el que se entrelazan el respeto, la gratitud y la admiración hacia el hermano que supo interpretar de forma correcta el signo que marcaba el tiempo en que vivió.  

En el presente Capitulo me propongo citar algunos de los principales Acuerdos tomados por nuestra Serenísima Gran Logia en sus Sesiones Anuales y Semestrales, que tuvieron por objeto honrar, de una forma u otra, al masón prestigioso que fue el Presidente Franklin D. Roosevelt. 

En la Sesión Anual de la Alta Cámara Masónica, efectuada en marzo de 1942, en el asunto marcado con el número 33, es presentada la Moción de la RL Bartolomé Masó, del Oriente de La Habana,  y que textualmente  dice Bartolomé Masó sobre el título de Masón Benemérito para el VH Franklin Delano Roosevelt.”. 

“En primer termino se procede a la lectura de la moción, y terminada esta el VH Gutiérrez Alberdi, propone una moción incidental de suspensión temporal del debate hasta la próxima sesión semestral, y que se nombre una Comisión para que rinda informe en dicha sesión. 

Abierto el debate sobre la incidental presentada, consume un turno en contra el VH Cintas y a favor el VH Torrente.” 

Puesta a  votación la incidental, la Alta Cámara la deshecha” 

“Al proseguir el debate, el VH Mestre Llano propone como enmienda que la entrega del Benemérito interesado por la Logia proponente, si es posible, sea realizado por una Comisión o en su defecto, por la Autoridad Masónica reglamentaria más cercana”“El VH Valdés Quintana propone como adición a la moción de que sea honorífica la gestión de la Comisión o el encargo mencionado”.“La Alta Cámara aprueba la moción en la forma como se enmienda, por las proposiciones de los V.V.H.H Mestre Llano y Valdés Quintana. El VH Valdés Quintana interesa se haga constar su voto en contra de la moción original”. 

Este acuerdo fue promulgado en la Relación de Acuerdos de esta sesión en el punto 31 y decía “DECLARAR MASÓN BENEMÉRITO AL VH FRANKLIN DELANO ROOSEVELT, Presidente de los Estados Unidos de Norte América, acreditado por un pergamino, que le será entregado por una representación de esta Gran Logia, si fuera posible, o por la Autoridad Masónica reglamentaria, siendo honorífica la Comisión o encargo mencionado”. 

Es de destacar que el Titulo de Benemérito es la más alta distinción que la Masonería de Cuba dispensa a los masones, siendo este de carácter excepcional, ya que ningún masón extranjero lo había obtenido nunca antes, ni lo ha obtenido hasta el momento. 

Debo señalar que en esta misma sesión antes mencionada, la RL Compañeros del Silencio, del Oriente de La Habana, propone otra moción para que se le otorgue el Premio al Merito al VH Franklin D. Roosevelt, no obstante esta propuesta es devuelta a la Logia para que acredite si se cumple con los requisitos específicos de este nombramiento. 

En la sesión Anual de 1943, se acuerda pasar cablegrama al VH Franklin D. Roosevelt y al Primer Ministro ingles VH Winston Churchill interesando que realicen gestiones a favor de los masones prisioneros en Norte de África. 

En la Sesión Anual del 26 de marzo de l944, en su Acuerdo # 24, dice “Remitir a la Esposa del Presidente de los Estados Unidos, VH Franklin Delano Roosevelt testimonio de respetuoso saludo de esta Gran Logia por motivo de su estancia en el Territorio Nacional”. 

En la Sesión Anual del 23 de marzo de 1947, en el Acuerdo # 40, se refiere lo siguiente “AUTORIZACION PARA FIJAR PLACA A ROOSEVELT EN EL EDIFICIO  DE LA GRAN LOGIA”“El Gran Secretario lee la solicitud que hace la Comisión organizadora del Homenaje Nacional Masónico a la memoria del VH Franklin Delano Roosevelt, integrada por los Maestros de las Logias “Amor Fraternal”, “San Andrés”, “Hijos de la Viuda”, “Fe Masónica” y “Silencio” de que por la Alta Cámara se autorice la colocación de una placa de bronce en el frente del Edificio de la Gran Logia, en el espacio de pared comprendido entre las puertas de la Biblioteca y el de la Sala de Recibo, así como el apoyo y compenetración de la misma, en acto de tan singular trascendencia”“Sin discusión, es aprobada por la Alta Cámara la anterior solicitud”. 

En la pagina 348 del Anuario de la Gran Logia de Cuba de los años l947 al l948, se puede leer “OFRECIMIENTO PARA EL HOMENAJE A ROOSEVELT 

“EL VH Manuel Maza Escudero, Representante Suplente de la RL “Perseverancia”De Cárdenas, ofrece la Banda de Música que auspicia y sostiene su logia, para el “Homenaje a Roosevelt”. El hermano La Calle le da las gracias por el ofrecimiento”. 

Antes me había referido al Homenaje a la Memoria de nuestro hermano Roosevelt que había tenido lugar en el año l947 en el Gran Templo Nacional Masónico, y a la Moción en que varias Logias solicitan autorización de la Gran Logia (Parlamento Masónico), para colocar una placa conmemorativa en el exterior del edificio. Creo que debo referirme a este acto, a sus promotores y participantes. 

En marzo de l948 fue publicado un folleto donde se recogía la memoria de estos acontecimientos, y en cuya presentación refiere que “Este folleto, contentivo del acto organizado en homenaje y tributo a la memoria del V Hno. Franklin Delano Roosevelt Gr 32, el día 4 de Julio de l947, y en el exterior del edificio de la Gran Logia de Cuba de A.L. y A.M., no lleva otro objeto que dar a conocer ampliamente los detalles de dicho acto homenaje, que organizaron en nombre de todas las  Logias Simbólicas y Cuerpos Filosóficos de la República de Cuba, por las Logias AMOR FRATERNAL, SAN ANDRES, HIJOS DE LA VIUDA, FE MASONICA Y SILENCIO, culmino en un bello exponente de cultura y civismo patrio”.                                                                

En este folleto se refiere las diversas reuniones que fueron necesarias para organizar el acto, así como todo lo ocurrido en el transcurso del mismo, y en el que hicieron uso de la palabra oradores de la talla de los VVHH Jorge A. Castellanos, Venerable Maestro de la RL San Andrés y Presidente del Comité Gestor de este Acto; Ricardo Mestre Llano, que tuvo a su cargo el discurso a nombre del Supremo Consejo del Grado 33 para la República de Cuba; el VH Fernando Ortiz, Maestro Masón de la RL “Unión Latina”, que hizo el discurso central del Acto; y EL IH Venancio Méndez Lasarte, Muy Respetable Gran Maestro de la Gran Logia de Cuba en esa época. 

En este acto estuvieron presentes, además, el Secretario de la Embajada de los Estados Unidos de América Mr. Presott Childs, y  el Comandante VH Salvador Menéndez Villoch, Ministro de Defensa, que firmaron el Acta en Pergamino contentiva de la Ceremonia celebrada, junto a todos los miembros del Ejecutivo de la Muy Respetable Gran Logia de Cuba, la representación del Supremo Consejo del Grado 33, y demás autoridades masónicas y profanas presentes en el mismo.  

A continuación transcribo textualmente el Acta de entrega al Honorable señor Cónsul de los Estados Unidos de América del Pergamino antes referido, y que dice 

A C T A En la ciudad de La Habana, a los doce ( l2 ) días del mes de noviembre del año mil novecientos cuarenta y siete ( l947 ), siendo las 6 PM, y en el despacho del Muy Respetable Gran Maestro de la Gran Logia de Cuba, de A.L. y A:M:, se reúnen los señores que al margen se expresan, para dar cumplimiento al acuerdo de este Comité, referente a la entrega al honorable señor Cónsul de los Estados Unidos de América, del Acta en pergamino contentiva de la ceremonia celebrada el DIA 4 de julio pasado. Firmada por todos los miembros del Ejecutivo, M.R: Gran Maestro, y autoridades masónicas y profanas, así como el álbum con las fotografías de dicho acto, y la pluma de ébano y oro con que se firmara dicha Acta, obsequio del honorable señor Ministro de Defensa, comandante Salvador Menéndez Villoch, para que por medio de la Embajada de los Estados Unidos de América, se entreguen dichos objetos al Museo Roosevelt, de Hyde Park, U.S.A. Este acto, se cumple en todas sus partes, a cuyo fin se levanta la presente Acta con la firma de todos los presentes, fecha at supra. (f) Venancio Méndez, Gran Maestro; Constantino País, Gran Secretario; Miguel Díaz Álvarez, Gran Tesorero; Morris. Hughes, Cónsul General de los Estados Unidos de Norteamérica; Mario Recio, 33; Alfredo Ayme Rodríguez, Tesorero del Comité; Carlos R. Fox, R. Ugalde, M. Neuhausser, M. Cabrero, Augusto Pérez Cuervo, doctor F. Ponte Domínguez, Alfonso Agra, F. Carruana, Salvador Menéndez Villoch, Armando Arcos, Manuel Pomares, doctor J. A. De Castroverde, Presidente del Comité  Ejecutivo; Victoriano de la Calle, Secretario del Comité Ejecutivo. 

Y para su entrega al señor Cónsul, Gran Maestro, y al Comité Ejecutivo Gestor, se expide la presente acta, a los fines que sean oportunos, en la ciudad de La Habana, a los catorce días del mes de noviembre del año en curso de 1947, con el Visto Bueno del Presidente, refrendo del Secretario, y sello oficial del Comité.Vto. Bno;.Dr. Jorge A. de Castroverde Cabrera,                       Victoriano de la Calle y Gras,Presidente                                                               Secretario 

Por ultimo, debo señalar que este  Acto Nacional Masónico destinado a rendir Homenaje al VH Franklin D. Roosevelt, contó con la decidida colaboración de 201 Logias Simbólicas, 6 Logias de Perfección (grado 14), l8 Capítulos Rosacruces (grado l8),  7 Consejos de Caballeros Dados (grado 30), y 4 Consistorio (grado 32), que en ese tiempo constitúyanla totalidad de los Talleres Simbólicos y Cuerpos Escoceses existentes en Cuba.   

Es conveniente destacar que la placa de bronce, que inicialmente se coloco en el exterior del edificio que anteriormente ocupaba  la Gran Logia, en la actualidad se encuentra en el Museo Nacional Masónico “Aurelio Miranda Álvarez”, a donde fue trasladado en l955 al inaugurarse el  actual edificio de la Gran Logia. 

Por ultimo, deseo señalar que en la actual Constitución Masónica Cubana, esta establecido que los masones de Cuba honren la memoria del VH Roosevelt, quedando este texto redactado de la siguiente forma  

HOMENAJE AL VH FRANKLIN DELANO ROOSEVELT“Masón Benemérito de la Gran Logia de Cuba de A.L. Y A.M. Por Acuerdo de la misma adoptado en la Sesión Anual de  Marzo de l946, se adoptó la fecha de su deceso, para que las Logias de la Jurisdicción, en virtud del acuerdo de referencia, celebren actos en memoria y en homenaje de tan preclara figura masónica y de extraordinario relieve universal”. 

EL NUEVO TRATO Y LA DOCTRINA MASONICA. Después de abordar, de forma muy general, el enfoque que Franklin D. Roosevelt iba a dar a su gestión de gobierno, y en particular las medidas económico-sociales que el mismo estableció y que sacaron a la Gran Nación Norteamericana de la profunda crisis por la que atravesaba, podemos entrar a considerar algunos aspectos de la profunda base doctrinal  masónica que la  animaba. 

Antes de entrar en el tema, creo oportuno ofrecer una visión general del Sistema de Instrucción que emplea el Rito Escocés Antiguo y Aceptado para trasmitir sus enseñanzas a los iniciados en sus Misterios. 

El Rito Escocés distribuye su Sistema de Educación Masónica a través de treinta y tres grados, de forma tal que el uno sea la continuación del otro, en forma progresiva, hasta concluir el mismo. 

El Sistema de Educación Masónico esta destinado a proporcionar al hombre el Conocimiento de sí  mismo, en el Primer Grado; al conocimiento el de la Naturaleza, en el Segundo Grado; y al conocimiento de las relaciones que el Hombre ha de tener de Dios y de la Trascendencia de la Personalidad, o Inmortalidad del Alma, en el Tercer Grado. En  los Cuerpos Escoceses, que comprenden los grados del 4to al 18, se estudias los Derechos y Deberes del Hombre, y en los grados del 19 al 30, la forma de garantizar los primeros y de cumplir los segundos para lograr construir una Sociedad Justa, Pacifica y Ordenada. En los grados del 31 al 33 se estudia lo referente a la Administración y Gobierno de la Asociación. 

La Masonería es, pues, una forma de vida,  un sistema de Moral, que compromete al iniciado a mantener un régimen de vida acorde a los Valores Morales, Espirituales y Sociales que se le inculcan desde que ingresa a la Institución. Esto no implica que la Masonería obligue a sus miembros a practicar una religión o una ideología política especifica. Por el contrario al masón se le dice “que es libre de amar a su patria, a su pueblo, a su familia con el amor que su corazón sea capaz de sustentar, que tome el camino que le plazca para sustentar ese amor, en tanto no se aparte del espíritu de justicia y del sentimiento de la fraternidad, que busque en perfecta concordia desarrollar sus ideas, hacer entrar en vías de pacifica y ordenada evolución los ánimos, que propague lo que quiera, pero que no ofenda ni dañe intereses morales que la Masonería debe amparar y proteger.” (Lit. de Compañero Masón de Joaquín N. Aramburu). Es decir, la doctrina y la filosofía que la Masonería enseña a sus afiliados se convierte en una forma de vida y acción, por ello es sumamente difícil que en la ejecución de  nuestras vidas, privadas o publica, no salga a relucir estos conceptos en los que prima el Amor a Dios, a nuestros semejantes y a nosotros mismos 

Esta es la situación que enmarco la vida de nuestro hermano Franklin D. Roosevelt, y que le hizo plasmar la IDEA Y LOS VALORES que la Masonería le había inculcado, en toda su trayectoria publica, de la cual la Política del Nuevo Trato es un ejemplo, aunque no el único, ya que toda su vida fue un fehaciente testimonio de ello. 

Creo necesario advertir que en el análisis comparativo de las medidas fundamentales que nuestro hermano Roosevelt enuncio en su discurso de toma de posesión y la Doctrina Masónica contenida en los diversos grados que componen el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, voy a citar algunos pasajes de Liturgias que fueron editadas en el siglo XIX, por lo que ciertos conceptos enunciados  en las mismas no resultan totalmente comprensibles al lector del siglo en que nos encontramos , y por ello me he tomado la libertad de cambiar algunas de las palabras que puedan presentar esta dificultad por otra que se encuentren mas adecuadas a la idea o concepto que se pretende establecer.  

El día en que Franklin D. Roosevelt pronuncio su discurso de toma de posesión, esbozo lo que seria la Política del Nuevo Trato, y es a los aspectos de este discurso, que considero que tienen una relación estrecha con las enseñanzas de la Masonería, a lo que voy a referirme. 

Nuestro hermano Roosevelt  comenzó diciendo al pueblo norteamericano que este era “el momento de hablar con la verdad, cabal, valientemente…”, y esta es la enseñanza que corona el Sistema de Enseñanza Masónico Escociste, EL MASON HA DE CONSTRUIR UN TEMPLO A LA VERDAD Y A LA RAZON, y que se enuncia en el Grado de Gran Pontífice (grado 19), expresando que la base de la Institución es “la Razón, única hija del Eterno, inmortal como la Verdad que le sirve de trono…” (Lit. del grado l9 de Vicente A de Castro, pág. l4). Es conveniente señalar que la Trilogía del Primer Grado contiene los conceptos Amor Fraternal, Socorro y Verdad, es decir, desde que el masón entra al Templo por primera vez se le inculca la necesidad de ser veraz en todos sus actos. Pero, además, estas palabras indican que Roosevelt había meditado profundamente sobre las causas que habían originado la crisis por la que en esos momentos atravesaba el país, y aquí podemos citar que al masón se le recomienda, en cierto momento del Ritual del Primer Grado, que medite y reflexione sus actos antes de ponerlos en practica porque  sus pasos en la vida han de ser “… Firmes, bien calculados, “y estrictamente sujetos a la mayor rectitud de intenciones”.  

Pero en el Ritual del Primer Grado se recuerda, además, que el Iniciado habrá de aplicar aquella vieja formula de los Alquimistas contenida en la palabra VITRIOL, que su puede traducir por “Viaja al Centro de la Tierra y, después de las purificaciones, te hallaras frente a la Piedra Filosofal”,, lo que puede interpretarse como: Medita, Reflexiona, Conócete a Ti Mismo, y después de superar tus propias imperfecciones, serás capaz de comprender la realidad del mundo que te rodea, o sea, encontraras la Piedra Cúbica que los masones conocemos. 

Roosevelt señalo, adema, que “… lo único que debemos temer es al temor mismo. Al masón se le enseña a enfrentar lo desconocido con los POR QUE de la Conciencia ilustrada por la Razón, porque solo el Ignorante teme a lo desconocido, quien conoce el empleo del Pensamiento y de la Idea, sabe que la inercia conduce al inmovilismo, y este a la desaparición de la nación o sociedad que así enfrente sus propios problemas y dificultades. 

Siguió diciendo que las dificultades presentes “… gracias a Dios, solo tocan ámbitos materiales.”. Efectivamente, esta crisis había durado apenas una década lo que no era suficiente para afectar de forma permanente los Valores Morales Tradicionales que forman la esencia del carácter norteamericano, y por otra parte es de interés señalar la referencia que Roosevelt hace de Dios, o Concepto Divino, Origen y Causa de cuanto existe a quien los masones denominan G.A.D.U., cuyo efluvio anima al Universo y hace que la Fraternidad,  concepto básico de la Filosofía Masónica, este determinada así por ser la Humanidad  toda, una sola familia por proceder de un mismo  y Divino Origen.        

Creo que esta fue la esencia de la Política del Nuevo Trato, Roosevelt que aspiraba a hacer valido el Principio Masónico de la Igualdad, al ofrecer la oportunidad a todos los ciudadanos de desarrollar sus capacidades en el terreno en el cual cada uno pudiese desenvolverse mejor, de acuerdo a las posibilidades físicas o intelectuales que el G.A.D.U .hubiese concedido a cada cual, disfrutando de la Igualdad de Oportunidades para obtener el desarrollo propio, y el de la nación, sin menoscabar los principios de Libertad y Fraternidad, ya que cuando se pierde o disminuye el concepto y la esencia de uno solo de ellos, todo el Sistema sufre un grave, y en ocasiones irreparable, deterioro. En realidad la Política del Nuevo Trato puede describirse como una Gran Oportunidad para todos los que estuvieran dispuestos a Trabajar y a desarrollar sus potencialidades.   

En el Nuevo Trato, enunciado por Roosevelt en el discurso de su toma de posesión, podemos distinguir los aspectos siguientes: 1-    Crear puestos de Trabajo.2-    Lograr que los salarios que los trabajadores devengaran, fuesen lo suficiente para satisfacer sus necesidades materiales y espirituales.3-    Crear Seguros Sociales para los desempleados, los ancianos, y para amparar a los accidentados y enfermos.4-    Garantizar viviendas confortables para los sectores más débiles de la sociedad.5-    Proteger los recursos naturales de la nación.6-    Estimular la vida cultural y artística del país.No obstante, todos los puntos anteriormente enunciados pueden resumirse en dos aspectos:1-    Incentivar al pueblo a Trabajar.2-    Posibilitar a los empresarios producir bienes de consumo y servicios en general. 

A continuación podemos entrar en los detalles del discurso en que Roosevelt enuncia estas medidas y en la relación que le encuentro con las enseñanzas que la Masonería imparte en sus diferentes grados, mediante el empleo de los Símbolos y el Ritual, a sus iniciados. A tal efecto continuemos analizando lo que Roosevelt sigue diciendo sobre la situación en que se encuentra la nación: “lo que es peor aun, una multitud de ciudadanos desempleados enfrenta el severo problema de la existencia, y un numero igualmente enorme trabaja por una mínima retribución”. Efectivamente nuestro hermano, que poseía el Grado 32 de la Masonería Escocesa, había estudiado que  en el Tercer Grado, ultimo de la Masonería Simbólica, se presenta un Triangulo Luminoso cuyo simbolismo indica que el Orden debe enlazar a la Fuerza y a la Inteligencia, cuyos representantes lo son  Hiram Segundo, monarca de un pueblo que mediante el comercio y el trabajo había obtenido la Fuerza; Salomón, que representaba a la Inteligencia o a la Sabiduría; e   Hiram Abi, que representaba al Orden, principios todos que deben hallarse presentes en todo proyecto que aspire a establecer las bases para el Progreso Social y la felicidad del pueblo. Por otra parte, en el grado 7, se establece que el “Gobierno ha de defender al débil … a proteger el presente sin comprometer el porvenir…, porque no hay mejor gobierno que el que no se ve gobernar”, efectivamente, es un deber fundamental del Gobierno proteger a los sectores mas desvalidos de la sociedad aunque  esto debe hacerlo interviniendo lo menos posible en el desarrollo de la iniciativa individual, a fin de evitar que con las medidas que pueda implementar para resolver o aliviar una situación inmediata, se vea comprometido el desarrollo futuro de la nación, y considero que lo genial en Roosevelt fue la habilidad que desarrollo en intervenir en la vida económica del país sin que la maquinaria productiva y de servicios de la nación cayeran en el caos. Creo conveniente  citar que en el grado 26, o Príncipe de Merced, grado este dedicado al estudio de la Rehabilitación Social de los sectores menos favorecidos de la sociedad,    se establece que “El Trabajo es el Pensamiento en acción”, porque el Trabajo es el instrumento que utilizan los pueblos para desarrollar riqueza y procurar el avance social de la humanidad,  Roosevelt conocía esto y sabia que el desempleo y la ociosidad trae como  causa inevitable, la perdida de los Valores, el Vicio, la Degradación y la Miseria de la nación que la padece,  y por ello continuo diciendo que “Nuestra principal tarea es poner al pueblo a trabajar”,  y para lograr esto, proporciono a los empresarios y directivos de la industria, el comercio y la agricultura norteamericana una línea de créditos que les posibilitara poner de nuevo en marcha sus respectivos negocios porque, las Columnas del Progreso son EL Trabajo, el Capital y la Propiedad, no por casualidad los instrumentos de trabajo del Grado Sexto son la mandarria, el pico y la palanca, que simbolizan al Trabajo que “ remedia la miseria, crea las ciencias,  sublima la virtud y le sacara de la ignorancia”, por ello la prioridad que Roosevelt estableció fue la de reabrir las fuentes de empleo que habían desaparecido por la crisis económica, crear nuevos puestos de trabajo, y amparar a los trabajadores y otros sectores de la sociedad que requerían del auxilio social, mediante el Seguro Social, porque era preciso restablecer la capacidad de la población de consumir, para que la Ley del Mercado volviese a funcionar, y sigue expresando el Sexto Grado, “ la Civilización comienza cuando se ha acumulado la riqueza, cuando están cubiertas las necesidades materiales”. Y para que la población pudiese cubrir estas necesidades materiales perentorias, era preciso crear mecanismos que garantizasen la puesta en marcha de las industrias, fabricas, negocios, que la agricultura renaciese, y que los ciudadanos tuviesen el dinero con que adquirir lo que se producía. Con lo anteriormente señalado se echaban las bases sobre las cuales podría la nación volver a activar su economía, es decir, se activaban los mecanismos del mercado, se creaba una oferta de productos de todos los tipos, y se garantizaba que hubiese, igualmente, una demanda proporcional a aquella de todo lo necesarios para cubrir las necesidades de los trabajadores y demás factores activos en la cadena que requiere una economía saludable… En el grado 8 se dice que la “Justicia consiste en dar a cada cual lo que le pertenece”, por ello “ garantizando al productor (trabajador) la propiedad que por el ( el trabajo) acumule…”, porque cuando el trabajador tiene la  certeza  de  que  lo que   produce le servirá para satisfacer  sus necesidades, no solo las más perentoria, sino aquellas que lo elevan a la dignidad de HOMBRE,  proporcionándole lo necesario para acumular un Capital con el cual emprender su propio negocio, o emplearlo en lo que considere podrá hacerlo feliz a él y a su familia, trabajara y se convertirá en un agente del progreso material y moral de la sociedad..  La Masonería proclama, así mismo, en el grado 20, la Igualdad de producir y de poseer el producto de lo que se ha trabajado, porque este es el único medio de lograr que la Sociedad progrese y avance sobre cauces firmemente establecidos, a  este respecto nos dicen las enseñanzas del Grado 8, Intendente de Edificio, que citamos nuevamente,  que “quererla construir (a la Sociedad), sobre principios abstractos, morales, políticos o filosóficos, es separarse de la Naturaleza. Para Producir es necesario Trabajar, y para Trabajar es indispensable Poseer, o que se garantice la posibilidad de adquirir lo que se necesite”. 

Por otra parte la Masonería, en el grado 14, define a la Propiedad como “ el derecho a disfrutar del beneficio de lo que producimos”, indicando que tiene su origen “ como todos los Derechos en la Naturaleza Humana, porque no podemos vivir sin satisfacer nuestras necesidades, y como para esto se requiere del Trabajo, cuanto por el se obtenga es del productor”, señalando además,  que “ conviene su multiplicación en lo posible para que (los propietarios) se interesen en el fomento de su propiedad y desarrolle riquezas”. Esto es algo que no merece comentario y que el pueblo, en su sabiduría milenaria, expresa en el refrán “el ojo del amo engorda al caballo”, y que, además, esta muy presente en lo que nos dice la realidad económica de los tiempos vividos y el fracaso de aquellos sistemas que pretendieron construir una Sociedad basada en  principios que se apartan de la realidad humana.  

Además, la Liturgia del grado 8 continua mostrándonos  que para estimular al hombre al Trabajo es preciso “crearle necesidades y haciéndoles ver la posibilidad de satisfacerlas”. Este fue otro de los fundamentos o base de la Doctrina del New Deal, que, como ya hemos visto, estaba destinada a incentivar a un pueblo de desocupados a trabajar, al tiempo que ayudaba a los propietarios de las empresas, industrias, el comercio y la agricultura, a poner en producción sus negocios para lograr abastecer el mercado con los bienes y servicios que la población podía demandar. Estas eran las necesidades a las que se refiere la Liturgia antes citada y que  Roosevelt creaba  con este Proyecto, y consistía en procurar que el pueblo norteamericano pudiese aspirar a mejorar sus condiciones de vida,  procurando garantizar a los ciudadanos los medios necesarios para ello, y tal es el caso del sistema de Seguros y Asistencia Social que posibilita a los desempleados, a los ancianos, a los obreros accidentados y enfermos, el recibir el auxilio o ayuda que la Sociedad ha de garantizar a los mas desvalidos, y con ello cumplía con el espíritu que emana de la Fraternidad o Solidaridad Social que esta presente en toda la Filosofía de nuestra Institución y que es una obligación para todos los masones. Por otra parte a  este sector social iba dirigido el plan de construir viviendas económicas y confortables que les garantizara el disfrute de un ambiente adecuado donde instalar a sus familias.  Es muy conocida la preocupación que nuestro hermano Roosevelt tuvo por preservar los enormes recursos naturales de la Nación, y de los medios que empleo en la protección de   la Naturaleza, lo que le hizo un precursor en la actividad que hoy desenvuelven los defensores del Medio Ambiente y la Naturaleza. 

Por otra parte, Roosevelt empleo cuantiosos recursos federales en la restauración de edificios de valor histórico y cultural, promoviendo, además, el estimulo a artistas y escritores, así como a la presentación de obras de teatro y conciertos, haciendo valido el concepto de “disipar la ignorancia”. 

En cuanto al enfoque que la Política del Nuevo Trato tenia en su relación con las naciones del extranjero, podemos considerar que la misma se estableció siguiendo el principio masónico que considera a La Humanidad toda como a una sola familia, dignos todos del respeto y la solidaridad que emana de la profunda creencia de que el  hombre es una emanación del Divino Principio, y por tanto, todos somos miembros de la Gran Fraternidad Universal.  

A partir de la aplicación de esta nueva política del New Deal, la Gran Nación Norteamericana se proyecto decididamente en el ámbito mundial, siendo la protagonista principal de la derrota de las ideas totalitarias y marcando, con su pujante economía, las sendas del progreso a cuantos han querido, seguir la esencia de esta Política de desarrollo de la potencialidad humana, la cual siempre está presente y ávida de la oportunidad de poder expandirse y crear la propia felicidad y la prosperidad de la Nación. 

Roosevelt actuó de acuerdo a sus convicciones, tanto en su política interior como en la exterior, aplicando en ambos casos el Tríptico Masónico de LIBERTAD, IGUALDAD, FRATERNIDAD, fuentes estas de la que emana toda la Doctrina Social Masónica Universal. 

CONCLUSIONESNo he pretendido agotar todas las posibilidades que ofrece el estudio de la relación doctrinal existente entre la Política del Nuevo Trato y las Enseñanzas que están contenidas en el Sistema de Educación Masónica, en el cual esta implícita  toda una Doctrina Social Masónica, que por desconocida, debería constituir un tema prioritario, particularmente entre los jóvenes estudiosos que en la actualidad se han incorporado a nuestra Institución, porque en ella se puede hallar el remedio a muchos de los males sociales, económicos y hasta políticos, que actualmente confronta la Sociedad Humana, no obstante, podemos Concluir que:                                                                             

1- La Francmasonería tiene una Doctrina Social que la hace participe de la vida  del país en que ella se desenvuelve, por estar fundamentada en la NATURALEZA HOMANA, Y EN EL DERECHO NATURAL. 

2- Franklin D. Roosevelt supo aplicar las medidas económicas, políticas y sociales que la nación requería, y fundamentalmente aquellas que motivaron al pueblo norteamericano a trabajar y a producir, armonizando el simbolismo que Hiram Segundo * la Fuerza(, de Salomón ( la Sabiduría) y de  Hiram Abi (el Orden) combinación esta que hizo poner en marcha la enorme maquinaria productiva de la nación y que, según he podido analizar, esta actuación estuvo profundamente impregnada de esta Doctrina Social Masónica que equilibra los Principios o Sagrados Valores de Libertad, Igualdad y Fraternidad, sin que ninguno de ellos pueda servir de pretexto para menoscabar o restringir el disfrute de los demás. 

3- La Nación norteamericana, y el resto del mundo, han de agradecer a este hombre Excepcional, Ciudadano Ejemplar, Político de Altos Quilates, y Digno Masón, por haber restituido al pueblo norteamericano su confianza en sus propios Valores, lo que incidió de  forma extraordinaria en el ulterior desempeño que este gran pueblo ha tenido en la historia reciente de la humanidad. 

Muchas gracias 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Actividad Masónica del Autor:·         Maestro de la Respetable y Benemérita Logia “Habana”.·         Padre espiritual de esta Logia y representante ante la alta cámara de la misma.·         Secretario y Presidente de la Comisión Permanente de Biblioteca de la Gran Logia de Cuba.·         Presidente de la Comisión Permanente de Relaciones Públicas de la Gran Logia.·         Académico de número de la sección de simbolismo de la Academia Cubana de Altos Estudios Masónicos desde 1997.·         Presidente de la Sección de Simbolismo de la Academia Cubana de Altos Estudios Masónicos desde 1999.·         Presidente de la Academia Cubana de Altos Estudios Masónicos·         Pasado Sabio Maestro del Soberano Capítulo Rosacruz “Galileo 81”.·         Soberano Gran Inspector General Suprenumerio del Supremo Consejo del Grado 33 para la República de Cuba del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.·         Presidente de la Comisión Nacional de Docencia Masónica del Supremo Consejo.·         Miembro Activo de la Alta cámara del Rito del Supremo Consejo del Grado 33 para la República de Cuba del R.E.A. y A·         Ex Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del Grado 33 para la República de Cuba del R.E.A. y A 

 

 

 

 

 

 

         

 

 

 

 

 

B I B L I O G R A F I A  

Liturgias de los 33 grados                               IH Vicente A. de Castro Tomos I y II
Liturgia de Compañero           VH Joaquín N. Aramburu                              
Liturgia del grado de Maestro Masón              VH Joaquín. Aramburu
El Consultor del Masón Tomos I y II               VH Aurelio Almeida
Liturgia de los grados del 4 al 14                    Adaptado por el VH Carlos Méndez
Liturgia de los grados del 15 al 18                  Adaptados por el VH Carlos Méndez
Liturgia de los grados del 19 al 30                  Adaptado por el VH Carlos Méndez
Anuarios de la Gran Logia Años 1933 a 1947
Folleto por el Homenaje al VH Franklin D. Roosevelt          Comisión Organizadora
Biografía de Franklin D. Roosevelt                  Biography Resource Center
Folleto “Roosevelt Ciudadano Eminente De América. Manuel Campestiany Abreu
Breve Historia de los Estados Unidos  de América            Allan Novirs y Henry Storly
Compendio de la Historia de los Estados        Daniel  J. Boorstin                                                                        
Cuarenta Años de mi Vida                          VH Cosme de la Torriente

 

 

 

 

 

  

About Gustavo Pardo

Nacido en La Habana, Cuba el 18 de Diciembre de 1941. Especialista Geoteénico. Ex presidente de la Academia Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gra Logia de Cuba y ex Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del Grado 33 para la Republica de Cuba
This entry was posted in Masonería. Bookmark the permalink.

6 Responses to FRANKLIN D. ROOSEVELT, CUBA Y LA MASONERIA

Deja un comentario