dscf2655

Los días 21 al 23 de junio se celebró el Festival Clic en La Habana, organizado por la Academia Blogger, que dirige Yoani Sánchez, Estado de Sats, que encabeza Antonio Rodiles y Evento Blog España (EBE).

El Festival Clic –conjunto de paneles, talleres, charlas, proyecciones de filmes e intercambios – constituye un importante paso en la interrelación de diversos actores de la sociedad civil alternativa de Cuba.

Estuvieron presentes blogueros, músicos, periodistas independientes, activistas políticos y miembros de diversas asociaciones cívicas y culturales alternativas de la provincia Santiago de Cuba, Camaguey, Villa Clara, Sancti Spiritus, Matanzas, La Habana y Pinar del Río y dos delegados de EBE de España. El número de asistentes a cada sesión fue de unos 60 como promedio, y en la clausura se sobrepasó el centenar. En total participaron unas 200 personas.

En los tres días se brindó un panorama de la Web 2 en el mundo, la democratización que generan las tecnologías en la producción musical, en el cine, en el periodismo y en otros ámbitos de la sociedad. Y se desarrolló un intercambio acerca de los pequeños avances que se van logrando en el manejo de la tecnología en Cuba.

En la noche del viernes 22 se proyectó el filme “Cómo Facebook cambió al mundo”, acerca del papel desempeñado por las nuevas tecnologías en los acontecimientos de Túnez, Egipto, Libia, etc.

La ”tolerancia” de las autoridades con un evento de tal magnitud no es común en las condiciones de Cuba. Además de la voluntad de los organizadores de celebrarlo bajo cualquier condición, detrás de la permisibilidad pudieran estar la decisión de permutar la represión verbal a través de los medios de comunicación, como ocurrió con las descalificaciones de la prensa oficial en Cuba Debate y la celebración sorpresiva de un Festival Cubano de Informática, que según se explica en el diario Granma, se debió a un programa de celebración por los 25 años de esos centros gubernamentales de informática, que no se cumplirán hasta el mes de septiembre próximo. Ojalá estemos ante un cambio de actitud a las actividades que no responden a los intereses gubernamentales.

Escribe tu opinión

p5rn7vb